lunes, 19 de abril de 2010

Agnóstica del amor


Según la Bitterpedia y con ayuda de la Wikipedia...


El agnosticismo amoroso es aquella postura filosófica o personal que, a grandes rasgos, considera inaccesible para el ser humano todo conocimiento de lo romántico y de lo que trasciende o va más allá de lo experimentado o experimentable. El agnosticismo amoroso es una doctrina basada en observaciones y experiencias, y por lo tanto declara como inaccesible todo fenómeno que escape de la experimentación o reproducibilidad. En otras palabras, para un agnóstico del amor, el valor de verdad de ciertas afirmaciones románticas es incognoscible o imposible de adquirir su conocimiento debido a la naturaleza subjetiva de la experiencia.

En algunas versiones esta falta de certeza o conocimientos es una postura personal relacionada con el escepticismo. En otras versiones se afirma que el conocimiento sobre la existencia o no del amor no sólo no ha sido alcanzado sino que es inalcanzable. Finalmente hay versiones en las cuales se afirma que la existencia o no del amor, no sólo no es conocida sino que es irrelevante. En general, los agnósticos del amor consideran que el amor y el cariño no son una parte esencial de la condición humana, pero sí de la cultura y de la historia humana.

Quienes profesan el agnosticismo del amor no son necesariamente anti-amor, siendo el tipo ideal de agnóstico del amor respetuoso con todas las creencias que proceden de una reflexión individual y honesta. El agnóstico del amor entiende las creencias amorosas sólo como una opción personal de cada individuo, que él no comparte.

En pocas palabras, el agnóstico del amor no niega la existencia del mismo. Sólo dice que ésta no es demostrable o que no se ajusta a los supuestos establecidos en las diversas religiones oficiales.

¿Crees en el amor?

5 comentarios:

Dres dijo...

Creo, si creo. Jejeje. Donde y cuando menos lo esperas, por cierto estoy engAnchado a la leche de soja con chocolate, como puede estar tan buena!

Conch dijo...

Buenos días, Dres, ¿y yo que todavía no la he probado?

Un besazo, enamorao.

Lorquina dijo...

Si creo!!!( o si quiero creer) aunque eso signifique que me tenga que llevar chascos, fracasos,desilusiones...pero y las alegrias!aunque a veces sean más de cal que de arena, merece la pena :)( uhh que pareado ;) jaja)

Armando dijo...

SI, en mayúsculas.
Yo lo viví como flechazo a primera vista, y ahora lo vivo de forma diferente pero mejor si cabe...y ya van 25 años.

Conch dijo...

Qué suerte tenéis algunos...

Y hablando de amor... me voy de boda.

Hablamos pronto, que ustedes pasen un buen finde.

Muax!