martes, 30 de diciembre de 2008

Nochevieja en París


Chicos, ha llegado la hora. Me las piro a París a pasar la Nochevieja, el año nuevo y unos días con tres amigas estupendas: Mary, Noelia y Ana.

Os mandaré besos alados desde la Ciudad de la Luz para desearos un Feliz año nuevo, a ver si puede ser parecido a este 2008, aunque sea un poquito.

Me voy contenta, con mis cosicas en mi cabeza y en el corazón, pero alegre por lo que he vivido este año. El balance lo dejo para la vuelta.

Mil besos y mis deseos de salud, amor y muuuuuucha felicidad!

lunes, 29 de diciembre de 2008

Sobre si conseguí mis propósitos... o no.


Hagamos memoria. Mis propósitos para el 2008 fueron éstos, veamos si los he cumplido:

- No morderme las uñas: Pues no, éste no, el primero en la frente. Este no lo he conseguido, pero es que creo que he descubierto que me gustan cortas.

- Comer con moderación y ya de paso perder 6 kilos: A ver, este ha ido por épocas, y que jolín, poco a poco, 30 años comiendo como una bestia no desaparecen así como así. Lo de perder 6 kilos lo conseguí finalmente para el verano. Monísima que estaba una. Pero eso es ahora parte del pasado. Este propósito volverá a caer para el 2009. Urgentemente. Como que para el primer trimestre del año.

- Dejar de fumar: Pues este casi que sí, he tenido épocas largas sin tabaquismo, pero ahora mismo... la navidad es muy dura, amigos. Otro que repetiremos.

- Hacerme y dejarme querer: Este sí, hemos mejorado mucho. Aunque aún así...

- Desintoxicarme de mi adicción al móvil: prueba superada! Ya no lo miro a todas horas e incluso me lo suelo dejar en mi casa (hoy mismo). Y además las últimas facturas han bajado considerablemente! Sobre todo después de hacer a Luigi mi favorito, que de ese no me desintoxico.

- No acosar a los tíos con el móvil, sino directamente, a la cara!: Otro cumplido! Y corregidme si me equivoco, pero se acabaron los mensajes absurdos de madrugada, se acabaron las imaginaciones y los análisis, se acabaron las tonterías, que ya soy mayor, pijo, y aunque cueste... dejar que ellos actúen, o no, que las cosas caigan por su propio peso y... las cosicas a la cara y en el momento que tenga que ser, o sea, ya mismo. No vaya a ser que no te vuelva a ver en mi vida.

- Tener cuidadin con los locos: Otro! Y que corra el aire!

- Estar siempre preparada y provista: Poco lugar a la improvisación. Plan B siempre, o nada.

- Ahorrar. (Esa nevera smeg…): Ahorré y mucho, pero gracias a Ikea no he necesitado abrir la hucha para gastarlo en muebles, y gracias al vendedor de mi casa, tampoco me lo he gastado en una nevera smeg... Tengo una nevera mucho más cojonuda, y gratis. ¿Que qué voy a hacer con esos ahorros? Pues seguramente... Miami.

- Independizarme y ser independiente: Otra prueba superada, bien por mí! Que este costó lo suyo. Hasta me gané el mote de palomita suelta. Y que paso.

- Estudiar y sacarme la plaza: A ver, lo que es estudiar estudiar, lo que son codos codos, no hubo muchos, pero sí muchas ganas y mucha capacidad de retención. Es lo que tiene ir under pressure. Y la plaza... por si se me olvidó deciroslo... me la saqué!! Yipeee!

- Tener los ojos bien abiertos: Bien bien bien abiertos. Tanto, que me duelen.
Unos 9 (y pico) de 12, no está mal. Lo dicho, BIEN POR MÍ!

domingo, 28 de diciembre de 2008

37 cosas estúpidas que he hecho

Habrá un trillón de torpezas que se me habrá olvidado añadir, estoy segura. Pero en fin, aquí tenéis una muestrecica, os dejo que os riáis de mí un rato y os invito a preguntar por los detalles o añadir las vuestras.

1. Se me ha caído el chicle de la boca cuando estaba hablando.
2. He saludado a alguien en la calle por equivocación.
3. Me he golpeado con una puerta o algo transparente.
4. He llamado 2 o mas veces al mismo número cuando me han dicho: “no, equivocado”.
5. He pensado algo divertido y me he empezado a reír y la gente se me ha quedao mirando.
6. Me he golpeado con un árbol/poste/cartel mientras camino.
7. He intentado chuparme el codo.
8. He mandado un mensaje de texto a la persona incorrecta
10. Me he ahogado con mi propia saliva.
11. He confundido la sal con el azúcar en las comidas/bebidas.
12. Me he tragado un insecto sin querer.

13. He puesto la mano en la plancha caliente para ver si estaba ídem.
14. He destapado una coca cola, me ha salpicado, la he cerrado y vuelto a abrir y por lo tanto me ha vuelto a salpicar.
15. He contado algo y se me ha olvidao de lo que hablaba.

16. He llegado al mostrador/a la tienda y me he olvidado de lo que iba a comprar.
17. He querido servir la bebida con la botella tapada (putas botellas de Lanjarón!).
18. He usado los dedos para hacer sumas simples.
19. Me he dormido en el metro y en el tren y me he pasado la parada.
20. Me he dejado las llaves dentro.

21. Me he dejado las llaves en la cerradura.
22. Me he puesto la ropa al revés o del lado equivocado.
23. He buscado algo por todos lados y lo tenía en la mano.

24. Me he tragado el chicle.
25. He salido a comprar/de tapas/de cena y no he llevado pasta.

26. Me he tirado al agua y me he raspado la cara contra el fondo.
27. He largado una carcajada con la boca llena de líquido y lo he escupido todo
28. Yendo caminando, se me ha salido el zapato (el tacón enganchado en una rendija) y he tenido que volver a buscarlo.
29. Se me han quemado los pies con la arena y lo he disimulado.

30. Se me ha bajado el bañador al salir o entrar al agua.
31. Se me han caído objetos al inodoro.
32. He puesto el cazo a calentar sin agua.
33. He entrado al baño del género equivocado. (Esto, sin querer y queriendo, jijiji)
34. He inclinado el vaso antes de llegar a la boca y me he calado.
35. He dejado el auto sin freno de mano y se me ha ido cuesta abajo.
36. He prendido el cigarrillo al revés e intentado fumarlo.
37. Me he topado con alguien en la calle y hemos querido salir los dos para el mismo lado.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Cosas que me hacen feliz esta Navidad

1. La canción de Beggin' de un tal Madcon.

2. Mi recién comprada Nespresso. (Recuerdo cuando nos fuimos mi hermano y yo de casa que P+M se compraron una cafetera y sólo hablaban de ella).

3. Tomármelas en la intimidad de mi hogar con un montón de amigas.

4. Tener ya 5 cuadros y un espejo colgados en las paredes.

5. Recordar cosas secretas, jijiji.

6. La comida de primos que tengo mañana.


7. Hugh Jackman en la peli de Australia... gensanta!

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Las penas con Suchard son menos

Otro año que no, que el espíritu navideño no acaba de invadirme.. y mirad qué día es hoy.

Será porque no tuve amigo invisible, ni comida de navidad con amigos, o que la de mi empresa fue un rollo o que no tuve árbol hasta anoche... y es tan moderno que ni lo parece.

O puede ser porque no estoy en casa de P+M donde hay árbol, belenes y dulcecicos con el café...

O puede que no me haya concentrado en la Navidad este finde pasado donde ha habido de todo menos Navidad... Que es que no me he dado cuenta de que se me ha echado la Nochebuena encima!

Y de repente me hallo en la Plaza de las Flores (una vez más) rodeada de gente. Se oye a algún rumano entonando villancicos versión Bucarest y hace mucho frío. Y con toda la gente que hay no veo a nadie, o será que ya no miro. Y necesito una copa, pero el 609 se ha convertido en una opción descabellada, y al mismo tiempo me da igual... y el Kennedy no me apetece, y los 9 pisos...
Y estoy que me vuelvo a mi casa, a inflarme a turrón de Suchard y escuchar canciones de esas que, aunque sean reggaetón, me hacen sentirme tan triste...

Me consuelo con que en un par de horas comienza la puesta de largo de mi castillo y... que... que esta noche viene Papá Noel!

Feliz Navidad a todos

martes, 16 de diciembre de 2008

Poco o nada...

Mi amigo Marco Tulio me envía este artículo, publicado con motivo del especial 20 años de la Opinión. A ver qué os parece. ¿Crees que Murcia ha cambiado en estos 20 años?

Poco o nada...

Posiblemente, casi un cuarto de siglo no dé para mucho en determinados aspectos de la vida social y no se aprecien cambios notables que nos permitan asombrarnos del paso del tiempo y de los progresos o regresos que la sociedad ha experimentado en determinados campos. Pienso, por ejemplo, en la agricultura, en la política hidráulica, en la política de carreteras, en los ferrocarriles (que tanto preocupaban a Azorín a principios de siglo pasado), en el transporte aéreo. Aquí, en esta región, estamos casi igual, y resulta desesperante advertir que, en veinte años, seguimos con el mismo transporte aéreo o ferroviario, casi con las mismas autovías, seguimos reclamando agua para todos… Lamentable desde el punto de vista de un ciudadano que tan sólo es un modesto usuario y que ve pasar los años, y desplazarse las fechas de finalización de proyectos hacia un futuro que posiblemente no alcanzará a ver…
Tan pesimista, como realista visión, puede hacerse extensiva también al campo de la cultura y al de la educación. Poco se ha progresado en estos terrenos. Las políticas culturales y educativas, incluidas las universitarias, poco progreso han permitido advertir. Nos hemos deleitado en la autocomtemplación y hemos dejado pasar muchos trenes, como esos ferrocarriles que no llegan o esos trasvases que se han perdido. En el campo de la investigación universitaria, estamos en un espacio tercermundista, y dicen que vamos a peor. El gobierno central nunca se ha decidido por apostar por la investigación científica de excelencia y subvencionarla y protegerla como uno de sus más esperanzadores tesoros. En los restantes niveles educativos se ha cedido ante la presión de los menos preparados y se ha descendido a niveles sobrecogedores, que, en el campo que mejor conozco, se reducen a una incultura general.
Nadie lee ya nada en ciertos niveles estudiantiles. La cultura se ha convertido en un consumo para una élite autocomplaciente que no lucha por hacerla llegar a todas partes. No se protege nuestro patrimonio inmaterial, no se fomenta un conocimiento más serio de nuestra historia. Y de nuestra lengua no digamos. Mientras en Tokio hay 2.500 estudiantes de español, en estos veinte años se ha hecho muy poco por dar a nuestro mayor tesoro internacional, la lengua española, el prestigio que le corresponde. En EE.UU., cuarenta millones de ciudadanos hablan español. Y nosotros, a nuestros estudiantes, de toda España y de la Región de Murcia, les escamoteamos las horas que deberían de tener destinadas para mejor aprender un vehículo universal de comunicación indiscutible, la lengua común, el español, con el que leer a tantos magníficos escritores que nos precedieron, poetas, novelistas, dramaturgos… Pero no se hace nada. Nadie siente ya la pasión por la cultura, por el idioma, por la literatura, por la historia…
Veinte años de cultura en la Región de Murcia hubieran dado para mucho más, no tengo la menor duda. Lamento que mi balance sea tan pesimista, pero, como Quevedo, miré los muros de la patria mía, y ahora los veo, si un tiempo fuertes, ya desmoronados, de la carrera de la edad cansados. Pero yo, con el mismo orgullo institucionista de Antonio Machado, digo aquello de que al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito. A mi trabajo acudo, con mi dinero pago el traje que me cubre y la mansión que habito… Pero no me resigno a pensar que en los siguientes veinte años va a seguir ocurriendo lo mismo. Esa es mi esperanza final…

lunes, 15 de diciembre de 2008

Que si el invierno viene frío...


Debe ser eso. El frío que está haciendo. Porque que estén surgiendo tantas parejas a mi alrededor no es normal!

A los 12 años, mi amiga E tenía un novio, S, de estos de los veranos, de los amigos de la playa. A los 18 años los padres de S vendieron la casa de la Torre y se fueron a Mazarrón a veranear. Y lo que pasa, S y E crecieron en mundos aparte, hicieron botelleos aparte, conocieron a gente aparte. S se casó, según supo E medio de oídas, también tuvo un hijo y poco después se divorció.
Hace unos meses cenábamos las amigas en Los Faroles cuando de repente pasó S por la puerta. "¡Cuánto tiempo, madre mía, ¿cómo estás?!". Hubo charleta intensa y larguísima (las demás esperando) e intercambio de móviles. Tras varias citas, E y S han decidido salir en serio, 15 años después. E tiene nooviooo!

Mi amigo M buscaba una princesa, la necesitaba. Sabe Dios que la necesitaba. Resulta que había una chica en su oficina que además de ser monísima, tenía nombre de princesa del medievo. Resulta además que la princesa frecuentaba los mismos garitos que M y que la princesa disfrutaba de la conversación y la compañía de M. M, flipado y cauteloso, decidió tomárselo con calma y hacer las cosas despacio. La semana pasada los vi cruzando el puente viejo cogidos de la mano.

D conoció por internet a una joven dentista con nombre de actriz del destape. Sin embargo, no todo iba a ser tan fácil como parecía. Hubo que tomarse muchas copas, ver muchas pelis e incluso, hubo que ir al teatro hasta que por fin la del destape se destapó. Anoche llamé a D para una consulta absurda y me colgó el teléfono el tío. Una hora después me llamó para decirme: "Perdona, es que me has pillado en medio de unos fuegos artificiales".

Y yo? Yo para cuándo? Justo ayer me hundieron con la frase que no me gusta oír. Que yo no valgo pa novia, que yo provoco otras cosas... Sin embargo, más tarde, alguien me sacó a flote. Ese alguien me dijo que le gustaría estar conmigo, pese a todo, hasta, por lo menos, la primavera, o en otras palabras, hasta que ya no haga frío.

martes, 9 de diciembre de 2008

El puente

Se quejaba la gente de que este puente era corto con eso de que el 6 caía en sábado.

Con eso de que el 6 caía en sábado y que las tiendas abrieron el domingo e incluso el lunes, ha sido para todos un puente raro. El típico de "hoy es domingo, pero es sábado", "mañana es lunes que es domingo" y de no saber en qué día vives, ni si ayer fue sábado, ni cuando salí, ni cuando te vi...

Qué caos.

En mi caso fue larguísimo. Y raro raro raro.

Para mí el puente empezó el jueves, con la instalación de internet, la llegada de la cama y con un virus que me provocó vértigos periféricos, entre otras cosas. Todo esto el mismo día que pensaba mudarme a mi hogar, dulce hogar. No pudo ser. No fui currar, en su lugar hice una visita a los médicos y enfermeros del hospital San Carlos, que son muy simpáticos, a pesar de ponerme vías y otras maldades.
Del viernes no me acuerdo mucho. No fui a currar tampoco, eso sí. Por la tarde, cuando me pude poner en pie, hice una de mis habituales excursiones a Ikea y al Leroy Merlín.
El sábado fue definitivo. Había que traerse ya, por lo menos, lo necesario para pasar una noche. Había que hacer la cama, probar el lavaplatos, vaciar cajas, llenar estanterías, armarios, el cuarto de baño... Esa noche, por fin, DORMÍ EN CASA.
Apoteósico despertar en una habitación verde con la luz del día en todo lo suyo pues aquí la flipá con la emoción olvidó bajar las persianas la noche antes.

El domingo fui a Ikea por la mañana, acompañada de dos soletes a los que les debo la vida, pues gracias a ellos pude tener la mesa y las sillas para la cena que organicé esa misma noche.

Cena a lo hippy potluck (=cada una trajo lo suyo) con sólo dos sillas montadas... y éramos 5. Gracias, guapetonas, qué bien lo pasé, sois las mejores.

Esa misma noche, antes de volver a dormir en mi súper cama entre paredes verdes, me preguntaba yo lo de celebrar o no mi santo...
Un besico a mi abuela, a la que celebrar su santo es de las pocas cosas que SÍ le hacen ilusión y a la que le saqueé un tupper con espaguetis y 4 mazapanes.

El lunes, con el café-celebración de mi santo di por inaugurada mi casa. Conseguí que vinieran por fin todos los remolones y aquellas que se han escaqueado de los montajes y de mis chapas sobre la obra, los pintores, los avances. Hubo un momento en que fuimos 18 personas en mi salón (y os recuerdo que sin sillas!). También hubo muuuucho chocolate, incluida una deliciosa tarta Leonor, (gracias, Esther!) y las consabidas galletas suecas que siempre triunfan. Qué mala época para hacer régimen, pero qué feliz estoy.

Y, sea o no una chorrada lo de celebrar el nombre que te pusieron tus padres, lo seguiré utilizando para montar fiestukis en casa, para hincharme a chocolate y para, con la excusa, mandar mensajes a aquellos ex-rollos con los que me apetezca repetir... ah, no, eso no fui yo. Tres muertos vivientes le mandaron mensajes a esta servidora pa ver si seguía viva y, ya de paso, felicitarle el santo, y si eso, les invite a una coca cola zero en su recién estrenado piso, no te j...

lunes, 8 de diciembre de 2008

Hoy es mi santo


Me encanta el día de mi santo, me encanta. De siempre hemos tenido macrofiesta en la family y con mis amigos también, que por estas fechas coinciden más santos y un par de cumples y además con el bonus de que es fiesta.

Yo siempre además he defendido la festividad del santo a capa y espada. No por catolicismo, sino por festera, o por tradicional, o por española, o por yo que sé. Y siempre he dicho, además, que a mis hijos les pondría nombres con santo. Es algo que, lo confieso, me ha preocupado siempre. Aunque de un tiempo a esta parte estoy empezando a pensar diferente y...

La verdad es que esto no tiene sentido. Celebrar el día del santo que se llama como tú. Celebrar el nombre de uno. Qué cosa más absurda. Si es que además no tiene mérito ninguno, lo mires por donde lo mires. Sobre todo cuando a mí mi nombre no me gusta nada, de nunca, y además, en poco coincide ya con mi "santa"... ejem. Qué absurdo. Tiene bemoles celebrar algo que no te gusta. Si acaso, mi santo es lo único que me gusta de mi nombre.

¿A que dejo de celebrar mi santo? ¿Y si además dejo de felicitarle el santo a los demás? (Con la de santos que me sé!) ¿Te sentirías ofendido?

Me quedaría sin bombones y regalos.

Lo dejo para otro año mejor, que ya he empezao con las celebraciones esta noche y esta tarde viene gente a casa con la excusa.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Noche de hotel gratis


No todo podían ser alegrías y satisfacciones en la vida de Conch. El episodio bitter tenía que estar al caer...

Me han regalado una noche gratis en este hotel de Granada. El trato es el siguiente: tengo que alojarme allí mínimo otra noche y tengo hasta el 28 de febrero para hacerlo. Fin de semana chachi que podría montarse una en Granada, no?

¿Que cómo lo he conseguido? Pues realmente no lo sé. Promoción de apertura, supongo. Y porque fui cliente de otro hotel de la misma gente hace ahora un par de años. Hotel preciosisimo en el centro de Granada, que elegí yo para un fin de semana que decidí yo pasar con alguien, y que no resultó ser en absoluto romántico o mágico o especial. Así que no sé si guardo buen recuerdo de mi estancia en ese hotel, porque me hace acordarme de todos esos esfuerzos en balde...

Ahora... ¿a que no es un hotel para ir con las amigas? Pues ya, con eso, he dicho todo lo que tenía que decir.

Funcionaria con piso en el centro y noche gratis en hotel romántico en Granada busca...

lunes, 1 de diciembre de 2008

Mi primera merienda, chispas

Ayer por la tarde volví a convocar. Esta vez tenía la cosa ya más solera, que ya había sofá, sillón, y mucha menos suciedad, entre otros.

Fue mi primera merienda multitudinaria en casa, chispas. Casi casi hasta se podría decir que ha sido mi primera fiestuki, chispas. Que es que hubo un momento que fuimos 10!

Los asistentes al evento, por orden de aparición: Anabelina, Sonia, la Putica, Roxy, la Perri, Ali, María, Sushi y la prima Lu.

Sitio para sentarse no hubo para todos, pero a la gente no pareció importarle. Lo que sí hubo fue capuchinos y galletas suecas, que triunfaron como la coca-cola que no tuve. La protagonista, mi casa, también triunfó. Aquellos que habían presenciado el "antes" quedaron maravillados ante el resultado. Y las que no la habían visto ni en blog, también.

Creo que el vestidor fue la estrella y pa qué engañarnos, la envidia de mis chatinas, jijiji. El verde del dormitorio no mató a nadie. La frase más concretamente era: "Ay, pues no es tan chillón".

Noe, apoyada en la barra, no dejaba de alabar el estilazo de mis lámparas, qué putica, y la Perri contaba los días pa su marcha a Madrid. Soni se apoderó del Poang y Rox cayó enamorada de las kakor de chocolate. Qué infleta nos pegamos las dos.

La prima Lu me trajo bombones y Sushi tres películas para esas noches de sofá y palomitas que tanto ansío. Muchas gracias a los dos.

Con la emoción no se me ocurrió hacerme una foto de mi cara... porque la tendríais que haber visto.

domingo, 30 de noviembre de 2008

El castillo (XII)

Llegó la tarde que tan ansiosamente esperaba: La tarde del montaje. ¿Y quién vino a ayudarme? Tan sólo dos personas! Mi Deivi y Anica que, para más inri, está preñada. Genial. Mi Sonia, en un arranque de sinceridad, ya me avisó: "Yo si es pa montar muebles, paso".

La preñi me trajo una maceta super chulífera, mi primera maceta, chispas, y Deivi me trajo la Startbox, un invento maravilloso de Ikea que compramos allá por febrero, y que él había estado custodiando desde entonces. Yo puse café, tés y Apfelflarnkakor :)

Así empezamos...

... y así quedó:


Deivi fue quien lo montó todo, las cosas como son. Montó el Poang con una mano y el sofá casi casi que también. También me puso un mueble del baño, una mesica auxiliar que no se ve... Ana y yo éramos su ayuda de cámara. La preñi me colocó un montón de cosas y yo... pues... yo estaba, que es lo importante. Y supervisaba.

Esto ya parece una casa de esas de las de vivir en ellas. Hasta le he puesto imanes a la nevera. No me quedé a dormir porque no encontramos las instrucciones del sofá-cama y no nos atrevimos a improvisar con el mecanismo. Y cama no tengo, que si no...

Desde aquí les doy muchiiiiiiiisimas gracias a mi equipo de montadores. Os debo algo muy gordo, guapetones. Mil besos.

sábado, 29 de noviembre de 2008

El castillo (XI)

Os presento.. tachán, tachán: mi vestidor. Le faltan unas baldas entre la cajonera y el... pantalonero! Cómo suena, madre mía. Me siento más Carrie Bradshaw que nunca. Curiosamente, en la foto, sale la pared azul, pero no, es blanca. Esto es la vista desde mi dormitorio, ese que tengo verde, verde que te quiero verde. (Aprovecho para informaros de que el verde se ha calmado ya, y estamos todos más tranquilos, aunque energizados de por vida)


La cocina queda así, a falta del dichoso lavavajillas. El tuneo no me ha quedao mal, no? El frigo ya está en su sitio y a falta de que darle un poquico de lustre a esa puerta que no sé si percibís el color el que refleja... el de la pared de enfrente.



¡Este era el rojo que yo quería! ¡Ahora sí! Sólo hicieron falta 4 días y 1327 capas para conseguirlo, pero el esfuerzo mereció la pena.

Ya podéis ver también la barra que me ha construido mi Ramón entre el comedor y la cocina.

Ya queda menos.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Un año de...

No sé por qué motivo pensaba que hoy, 27 nov, se cumplía un año de este mi tontiblog. Pero no. Llevo dos días de retraso, ups!

Así pues, reescribo el post:
Hace un año y dos días, un domingo, decidí hacer públicas mis historias, mis rollos, paridas e idas de pelota. 209 posts, sin contar este.

Empecé con dos entradas, una emulando a la Bradshaw, y otra, con la canción que subtitula al blog. El primer comment no llegó hasta el tercer post, de alguien que luego escribió con otro nombre y que ahora me comenta en persona. En el cuarto post hablaba de que no hacía deporte, en el quinto ya empecé a meterme con Yecla, y en el sexto empecé a hablar de comida... También hablé mucho de tíos, de las relaciones humanas, la falta de cortejo y mis ganas de amor y fue precisamente un post sobre este tema el que se llevó el record de comentarios.

Han cambiado muchas cosas en este año. Cambios mayoritariamente buenos, pero de los que ya haré balance en su momento. Mientras tanto, otras cosas se mantienen intactas, como mi pasión por la música, por tener mi propia casa, mi apetito, mis chapas y las ganas de contaros las pequeñas chorradicas del día a día.

Otra cosa que no cambia, y que también cumple un año por estas fechas es algo de lo que yo he hablado mucho en este blog: el 609. Mencionado por primera vez el 17 de diciembre y "probado" por primera vez el 21, ¿quién me iba a decir que iba a ser el escenario de tantas y tantas historias?

Ayer se celebró el aniversario con una exclusiva y exquisita fiesta a la que yo fui invitada, y es que no podía faltar! Hubo risas, viejunos, caras conocidas y las canciones peretas de siempre. También hubo tortillas de patatas, saladitos, sushi y ferrero rocher.

Fue extraño, porque para una vez que era la 1 de la madrugada de verdad, yo esta vez tenía la impresión de que fueran las 7 de la tarde.

Mañana habrá más 609, aunque sea un ratico. Es que es viernes, pijo.

Este post se lo dedico a todos mis lectores y comentaristas, porque vosotros dais magia a este blog. Porque sois todos grandes amigos, os conozca en persona o no, y porque es divertido, cuando los desconocidos os presentáis, que hablemos de nuestras cosas como si fuéramos amigos de toda la vida.

martes, 25 de noviembre de 2008

El castillo (X)

El tercer shock de color y ya prometo que paro...

¡¡ROJO!!

Es un poco rollo frambuesa, que no es el que yo elegí, creo, pero mola un montón, o a lo mejor habrá que esperar a que se seque. En la foto véis la primera capa, con lo cual se notan las marcas aquellas de mi incomprendido arte...

La que se ha quedado chulísima es la pared gris oscura, eh? Tiene un éxito. Ay, incrédulos, que no os fiábais de mi elección. Las otras dos del salón, las gris claro como sabéis (soy consciente de que me repito) ya están terminadas. Pedazo de salonaco tengo, madre mía.

Visto desde el balcón... La nevera está casi casi en su sitio, falta empujarle un poco más. Antes de que me preguntéis nada, el mueble frente a ella, en el suelo, no es nada, va a la basura.


¿Y qué más? Estoy a la espera de que me terminen el vestidor, me pongan la barra que va en la columna esta que separa el salón de la cocina, arreglar un par de cables... y ya, limpiar, traer cosas y montar muebles. A ver si este viernes duermo ya allí.

Estáis todos desde YA invitados a café, té y pastas. Y podéis traeros la black&decker, si eso.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Ay Ramón

Dedico este vídeo a...

- mi carpintero, Ramón, por ser el más rápido a este lado del Segura y por las cosas tan bonitas que está haciendo, siempre con una sonrisa. (En la foto, interior de mi vestidor, visto desde mi dormitorio.)

- mi tío Ramón, que era el más grande y el mejor tío. Porque me acuerdo mucho de él y porque él fue el que eligió el color que me ha hecho ser como soy.

- Paul Spleen, por inspirarme este post y porque es, casi casi, lo que yo quise ser. Ahora, como venga a Murcia y no me dé un toque, lo mato.

Para ellos y para vosotros, un poquito de Rock & Roll para que empecéis con alegría la semana.

video
Si véis que tarda mucho, lo tenéis también aquí.

sábado, 22 de noviembre de 2008

El castillo (IX)

Anoche, tras la millonésima visita a Ikea, fui a ver los avances del viernes tarde, que fueron muchos. Lo primero: Pintura de la entrada terminada:


Pared de la cocina pintada (gris claro), Silestone puesto, fregadero, grifo (a falta de desagüe)...


Ahí irá el lavavajillas. Fijaos en el armario de la puerta transparente, ¿véis un paquete? Son galletas de Ikea, que esta tarde ya empiezo a invitar a té y pastas. Con un par.

Pared gris oscura del salón terminada, estantería del microondas colocada, esa pared irá en un color que os provocará el tercer gran shock colorífero. Aviso.

El resto de las paredes del salón son gris claro. Lo podéis ver en la siguiente foto, junto a los mil trastos de los pintores y la montaña de muebles, a falta de que les den la ultima capa.


Mañana, con un poco de suerte, acabarán los pintores. ¿Quién se apunta el finde que viene a montar muebles?

viernes, 21 de noviembre de 2008

El castillo (VIII)

Estaba indignada. Volvía hoy de la escuela sobre las dos de la tarde con una mezcla de miedo, ansiedad y cabreo. A pasico ligero me dirigía a mi piso. Y es que el jueves nadie vino a currar! No hubo cambios, no se continuó con la pintura, del marmolista no tenía noticias... El único que se libraba de mis maldiciones era Ramón, el carpintero, porque su trabajo no lo puede hacer en mi casa y porque sé yo además que el tío es más rápido que el viento. Ay, mi Ramón.

Una vez engullido un euro y cinco de gominolas en menos de 100 metros, giro la llave...

Ohhhhh!!!!

Lo que véis en el centro es mi entrada y la pared esa es el vestidor. Ya lo han pintado de blanco (ese tabique es de madera).

Y a la derecha...

Eso es mi dormitorio, señores...

Primera capa...

¡Es VERDE FOSFORITO!


Gracias de nuevo

Tengo nueva vecina de garaje.

Para los que no lo habéis visto nunca, os informo de que mi garaje es el más pequeño del mundo. Eso significa, entre otras cosas, que, si quieres ser buena vecina, debes dejar espacio a tus compis de plaza. Para ello simplemente debes pegarte al máximo a la columna opuesta al vecino. Sencillo.

Pues esta no parece haberlo pillao. Así es como aparca mi vecina, eso es lo que se pega ella a la columnica de marras.

Así es como lo dejo yo:


Esto es lo que pasa cuando Conch-culo-gordo quiere entrar a su coche:

Ayer le dejé una nota en el parabrisas pidiéndole muy educadamente que le agradecería que me dejara un poquico más de sitio... La foto es de hoy.

¿Qué hago? A punto he estado hoy de dejarle una nota que ponía: "Gracias de nuevo!" aunque visto lo visto, puede que no pille la ironía.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Algún día os contaré


Algún día os contaré cómo acabaron las obras de mi casa, de qué color pintaron las paredes y cómo quedó el vestidor y la cocina.

Algún día os contaré que me apunté a un gimnasio, al que iba más o menos regularmente, a hacer algo llamado Fit Life, que yo creía que sería un aerobic de marujas... y estaba equivocada.

Algún día os contaré al ritmo de qué canciones hacía yo diferentes ejercicios: los del equilibrio, los de musculación de brazos, las abdominales. Algún día os hablaré del día en que incluyeron body combat en las sesioncicas... y también os contaré las agujetas perennes en el culo y piernas.

Algún día os hablaré de mi plan de cuarentena antes de Navidad. Un plan de puritanismo para adelgazar y ahorrar. Os contaré que han pasado ya 10 días y no sólo me gasté 200 euros ayer en algo que no necesitaba sino que también he engordado un kilo - and counting. Algún día os contaré lo feliz que eso me hace.

Algún día os hablaré de mi amor por Obama. (I have a crush on Obama!). Os contaré los vídeos que les puse a mis alumnos, los posters con su cara con los que forré dos aulas, y hasta la canción que les puse, a pesar de que ya habían pasado dos semanas de su elección.

Algún día os contaré estas y muchas otras cosas.

viernes, 14 de noviembre de 2008

La sorpresa del jueves noche

¡Qué contenta estaba yo el jueves tarde en mi escuela! Qué alegría por fin. Con qué emoción se lo contaba yo a Lucy. Mi casa estaba limpia, vacía, y en espera.

En espera de escayolista, electricista y pintor. Pero eso ayer, en ese momento, era ya casi casi lo de menos. El gran avance del jueves fue ése, la vuelta a la amplitud, al vacío. Vacío espléndido para llenar cuanto antes. Para traer muebles, trastos, para empezar a irse, para empezar a vivir.

Al volver de clase, mis padres me esperaban para ir a verla. Y yo dudosa: "Es que... no sé si ir, no quiero que se me estropee este sabor de boca. Si veo que no ha cambiado nada esta tarde... y mañana siendo ya viernes..." (La de días que he pasado por allí sin ver progreso alguno). Aún así fuimos los tres, era un riesgo que debía correr pero para el que sin embargo estaba sobradamente preparada.

Al abrir la puerta... un perigallo en medio de la entrada.
Electricista? Sí, han cambiado la luz del futuro vestidor.

En el lavadero hay trastos, ¿qué es esto? ¿y esto? Mi sillón Poäng, que dejé en el estudio!

Y en el baño hay material...

¡Han venido los pintores!

Como si de la mañana de reyes se tratara corrí hacia el estudio...

para encontrarme con...

AZUL!

martes, 11 de noviembre de 2008

El castillo (VII)

Pos no han cambiado las cosas ni na en una semana...

Y perdonad la ausencia, y perdonad que las fechas no tengan mucho sentido :) Perdón perdón perdón (pero gracias por el interés, guapos!)
Semana del 4 al 12 de noviembre, more or lesss

Acabaron los albañiles viejunos por fin las obras. (He quedao con ellos en invitarlos a pasteles de carne con unas estrellicas). Y no sólo eso, sino que, eventually, con el tiempo, también se llevaron los escombros y todos sus trastos...
En la foto podéis ver el salón, to limpico. En ese lado va a estar la mesa, o sea, el comedor. Al loro con el solazo, mi balcón, mi maceta, y las pruebas en la pared. Esa quedará en gris oscuro. Con un par.

Aquí tenéis el otro lado, el de la tele, el sofá, el sillón pöang y vete a saber qué más. Me pega una mesica árabe con su té... y los puffs, y los cojines en el suelo, claro. Ese lado va en gris claro.

Y ahora la cocina. La pared que véis "restaurada" irá en gris claro. Fácil de imaginar, eh? La nevera sigue en medio. No os tengo que repetir que ése no es su sitio, no? ¿Y que la adoro? ¿Os lo había dicho ya? El interior de la cocina irá en gris claro, encimera en silestone blanco Montblanc... Los cajones que se ven al fondo irán a parar a la barra que he diseñado que quedará fuera partiendo de la columna de la izquierda, y el hueco que dejan esos cajones se destinará a un lavavajillas...

¿Y la pared de la izquierda de la cocina? Esa que iba a ir en verde botella... Ha habido cambios, señores, ha habido cambios, aunque lo dejo para otro posteo.

Esta última foto es de la entrada, algo que no os había enseñado, pues siempre estaba llena de trastos y además, sinceramente, se me olvidaba. Lo cual habría sido un gran error pues es, sin lugar a dudas, donde va a acontecer la transformación más drástica...

En este espacio es donde va mi vestidor. Sí, y la entrada a mi dormitorio.
Para terminar utilizaré las sabias palabras de mi padre, que dice me voy a ir a vivir a la casa de Charlot, en la cual se entra al estudio por la cocina y al dormitorio por un armario.

Este post se lo dedico a Ramón, mi carpintero. Por esa forma que tiene de hacer realidad mis sueños y además, con una sonrisa que contagia y dura días y días. Gracias, jolín.

lunes, 3 de noviembre de 2008

El castillo (VI)

Lunes 3 de noviembre: Paredes nuevas

Hoy las obras en el castllo han ido súper rápidas, ha avanzado la cosa un montón, ¡estoy de contenta! (¿Tendrá algo que ver que P+M le pusieran las pilas al jefe de obra?)

Este mediodía estaba ya tapiada lo que antes era la entrada a mi dormitorio. Al dormitorio ahora se entrará por otra zona más próxima a la entrada. Más concretamente por un vestidor que todavía no me han hecho (pero que, aunque no lo creáis, me corre menos prisa).


El interior de mi dormitorio queda entonces así. Es chiquitico.

Tengo ahora la duda de la orientación de la cama. La foto es desde la puerta y en principio había pensado que fuera cabeza a la izda, pies a la derecha... pero con este cambio... ¿y si pongo la cama mirando para nosotros? Es decir... el cabecero apoyado en esa pared de enfrente. Tendría la ventana a los pies. Tendría que acostumbrarme a bajar la persiana del todo siempre. Sea la orientación que sea, me tienen que quitar el telefonillo y los interruptores de ahí, que ahora quedan ciertamente absurdos. Con los trastos del aire acondicionado algo tendrán que hacer también, aunque me da un poco más igual.

Por la noche la pared ya estaba así: con su capica de cemento, lisa, más bonica que na.


Os pongo una foto de la cocina, aunque se vea regulín. La nevera, como sabeís irá en el hueco a la derecha, tras el muro. La encimera la voy a cambiar por una blanca. Y ¿veis la losa esa verde? De ese tono quiero pintar la pared de en frente? Me da que el rojo quedaría... demasiado colorín, o demasiado contraste, no sé.

Qué alegría tengo hoy en el cuerpo. Me he hecho un vídeo con un tour por mi casa y todo.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Hoy no voy a Ikea


Hoy no voy a ir a Ikea.
Por tres razones fundamentales:

1. Voy a ir, como mínimo, el martes, el miércoles y el jueves de la semana que viene. Resulta que hay unas ofertas esos días concretos que me interesan, más luego las del mes del Ikea family, más alguna que encuentre por ahí… más algo que necesite imperiosamente poseer... y si eso, alguna vela.

2. Sigo más mala que los perros. Me fui de cena y me salté la dieta, así que… a casita a la 1. Pero es que, antes de que me echéis la bronca, ¿cómo le iba yo decir que no a esa ensalada de palmito tan original y a esas quiches tan sabrosas? (Vale, vale, lo del pan con chocolate caliente fue una animalá en todos los sentidos, pero una vez doliéndome…).

3. Tengo que buscar mi ropa de invierno y quitar la de verano del armario, que estamos en noviembre!

Por lo demás, sigo dándole vueltas a mi casa. Hoy he cambiado (mentalmente) la orientación de mi cama pero no diré nada pa que no me hagan más rozas y tarden mil semanas más. Ya me buscaré la vida. También por si de aquí a un rato cambio de opinión.

Los colores de las paredes están decididos en un 83%. Se perfila el verde bitter para el dormitorio.

viernes, 31 de octubre de 2008

La semana de la alegría y la salud


- Lunes: Dolor de cabeza. Curso obligatorio inservible. No tengo luz en mi clase de 7 a 9. No hay avances en mi casa. Estrés.

- Martes: Dolor de tripa. Fibroscopia. Nódulos. Me operan en enero. Estrés. Electricista.

- Miércoles: Dolor de tripa. Curso rollo. Se supone que celebramos Halloween pero paso. No estoy de humor. Estrés.

- Jueves: Dolor de tripa. Cambios de planes en el castillo. Dolor de tripa. No voy a clase. Urgencias. Análisis de sangre. Ecografía. Médico cubano me tira los trastos. Virus. Pastillas. Dieta.

- Viernes: Dolor de cabeza. Porculo de aire acondicionado. Llego tarde a mi reunión. Papeleo. Otra reunión. Estrés. Dolor de cabeza. Masaje. Relajación. Mejor.

Me voy de cena para no cenar. Yuju!

Y me sigue sobrando una entrada para ver a Al Green mañana. Te vienes?

jueves, 30 de octubre de 2008

El castillo (V)

Jueves 30 de Octubre: Las Arquitectas

Necesitaba consejo pa mi cocina, pero consejo profesional a la par que estiloso y moderno. Así que llamé a A y a su socia A, Arquitectas Ambas y Amigas mías. Y súper estilosas y modernas. Necesitaba su visión espacial para la cocina, con la que yo no estaba muy contenta, sabía que ellas lo iban a ver cristalino. La cocina, repito.
¡Pues antes de llegar a la cocina ya me han trastocao el dormitorio y el vestidor! Y aunque sonaba a odisea y a "sí, sí, otro día, a lo mejor en el futuro me lo planteo"...al final me han convencido las tías. Tendré más espacio para la cama, más intimidad, y menos olor a fritanga o a lo que me dé por experimentar en la cocina. Así que... abajo la puerta! arriba otro muro! Y así lo veréis en la siguiente foto:
Os explico. En la foto podéis ver el nuevo muro de la cocina, con sus ladrillicos. Al lado está mi dormitorio, donde ya han arrancado el marco y lo cerrarán. La nevera que veis irá encajonada tras ese muro, y en el lado que veis mi idea era poner una barra que, en palabras de mi albañil... "volaba". (?)


Pues vuele o no, las A+ me han cambiado la barra de sitio. Ahora irá en la pared de enfrente, donde la columna esa tan blanquica...

A izquierda de esa columna seguimos con el gris oscurillo (visón?) y a la derecha... verde botella o rojo, rojo fuego, rojo ferrari, rojo san francisco...

miércoles, 29 de octubre de 2008

El castillo (IV)

28-29 de Octubre: Las rozas

Una vez decidido donde quiero los puntos de luz... Llega el electricista.

Por fin desaparecen las luces esas horribles de oficina. Todo eso se tapará y dejaré la típica bombilla colgando de un cable hasta que encuentre alguna lámpara que me inspire. De hecho ya podéis ver los cables ahí to cutres, colgando.

Por esos boquetes, ocultos tras la escayola del falso techo, introducirán los cables que lleven la tele a donde yo la quiero.

Si os fijáis, junto al perigallo (=escalera de mano ;)), en la pared, hay una cosa que baja que parece una culebra... Esa es la roza que lleva el cable de la tele. Ahí es donde va a estar, en frente el sofá...

Habéis visto mi balcón con su maceta? Dice Ana Belén que cuando te asomas a la calle desde mi balcón, desde donde se ve la casa del vecino y poco más, parece de un pueblo italiano. Que ella nunca ha estado en Italia, pero hey!

Los ladrillos apilados son para hacer el nuevo muro de la cocina.

En la cocina ha habido un cambio de planes. Lo cual ha demostrado que como arquitecta pasaría mucha hambre. Lo que yo quería hacer no se podía hacer y además habría quedado rarísimo y fatal.

Rarísimo y fatal son seguro las dos palabras que se os pasarán por la cabeza con la siguiente foto.


Entre mi arte y el de los albañiles...

Lo que véis no es más que otras rozas. Estas son para poder poner el microondas en la pared de enfrente. Se va a quedar más sólo que la una, el pobre, pero se lo merece, porque no sabéis qué porculo pa decidir dónde colocarlo. Pero de no dejarme dormir.

Desde aquí le mando un besico a Emma, que me regaló el microondas.

¿Pared de la cocina gris o verde? Si gris, ¿gris claro o gris oscuro?