domingo, 29 de agosto de 2010

El último pellizco

Hago balance y digo, desde ya, que el amor del verano 2010 ha sido un auténtico truño. Sin paños calientes. Encima tirando de agenda, con alguien que nunca fue más que un Sinfu (sin fuste y sin futuro) que volví a ver en un bar y que de repente volvió a hablarme. Que si me voy de viaje, que cuando vuelvo, que me llamará. “Sí, sí, claro, tú llámame, llámame, no te cortes”. Y más tarde, antes de dormir, recibo un mensaje suyo. Que qué buen ratico he pasado contigo, morena. Y me acuesto con una sonrisa sin poder evitarlo. Y pienso que va a ser que estaba guapo esta noche, con esa camisica. Y olía tan bien. Y soñaré con él, verás.

Y va y me llama, oh sorpresa, al volver de mi viaje. Se ha acordado y ahora sí que me ablando, lo confieso. Que si salimos a tomar algo. “No debería”- pienso en voz alta. (Mi amiga L, sentada a mi lado en la playa abandona su libro y se interesa). Porque ¿qué hago yo otra vez con el Sinfu éste? Pero claro, me ha llamado y tiene su mérito. A lo mejor ha cambiado y… “¡Ni se te ocurra pensar eso y mucho menos decirlo en mi presencia! Es verano y en verano aumenta la población de cabrones. No empieces con las interpretaciones y las concesiones, que los tíos no cambian, y menos en verano”. Me hunde. “Ahora, si quieres salir con él, por hacer algo diferente, porque es verano, hazlo, pero llévate tu coche”. Y así hice, aunque al llegar cambiamos al suyo. Entonces del CD salió la canción que siempre me recordaba a él. En lenguaje fantasioso propio de mi prima de 16 años podría decirse que era nuestra canción y sin embargo me indigno. “¿Tienes sólo un CD o es el que utilizas para pillar?”.

Me llevó de cena al Teppanyaki, donde cocinan frente a ti, haciendo malabarismos con la comida. Y funciona, que da lugar a risas y, al estar el uno junto al otro, se evitan los nervios de mirarnos a los ojos, y hay un momento en que empieza el contacto corporal, que si un toquecico en el brazo, (¡qué graciosa!), otro que le doy yo, un pellizco tontorrón, su mano que se posa dos segundos en mi muslo, o en mi hombro para decirnos algo al oído. A puntico de caramelo los dos, aunque el beso no llegó hasta el chiringuito de después, bajo las estrellas.

Después al bar de siempre, donde me presenta como a una amiga a un montón de colegas suyos. Sorprendentemente siguen los pellizcos y las cosquillicas. ¡Conversación y demostración de afecto en público! Algo estaba cambiando, y para las que ya nos conformamos con poco, se podría decir que la noche fue perfecta.

Anoche salí con mis amigas al mismo bar, pero no me vio, o simplemente no se acercó. Tonteaba con una con minifalda. “Es una amiga”. ¿Te he preguntado yo algo? Excusatio non petita… Aún así, inevitablemente, vuelve la conversación y el buen rollito, y los pellizquicos de vez en cuando, que me dejan más tranquila. Luego una pelirroja. Cagoeneltío. “Cambiamos de bar, lleva cuidadín con la pelirroja”. “Es verano”, me dice con una sonrisa, dándome un pellizco.

Fueron sus últimas palabras, que no lo volví a ver. ¿Es verano? ¿Eso qué significa? ¿Que se iba a liar con ella? ¿Acaso en verano todo vale? Yo tenía entendido que los amores de verano acababan en septiembre, no antes. ¿O es que se acabó ya el verano? Que los hay que lo dijeron hace ya dos semanas, Achopijo mismo, y yo me negaba a que se acabara. Ahora, visto lo visto, dan ganas de que se acabe en este mismo instante. Y que empiecen los Huertos ya, que el personal está más tranquilo con la vuelta al cole… ¿O sigue siendo verano?

Menudo verano raro. No sé cuándo acabará realmente, pero sí cuándo se acaban mis vacaciones. Tengo tiempo de aquí al miércoles para quedarme con un buen recuerdo. Esperemos un último pellizco.

16 comentarios:

ignacio dijo...

Jajaja. ¡Ay Señor!
Hay una canción que se llama "Mátame a pellizcos".
Que no sea así.

Conch dijo...

Jajaja, qué bueno.
Sabes? La he intentado buscar en google y no aparece nada. La quería poner en mi página de facebook :(

Y no, lo de los pellizcos no es muy grave.

Equipo biofrutas dijo...

Como miembros del Alto Comisionado para el Cabronismo Masculino Veraniego, le decimos, amiga Conch:

cuidado
con
loh
pellihquicoh.


Hemos seguido su blog en verano, y sigue usted estupenda.


saludos ttjeros

Olivia dijo...

Conch, tienes que leer esto: http://www.expansion.com/2010/08/24/entorno/1282677177.html

Conch dijo...

Equipo! Cómo puede ser que no me hayan avisado de vuestro comentario? mmmm...

A pesar del comisionado, muchas gracias, vosotros sí que sois estupendos!

Olivia, el artículo no puede ser más grande! jajaja He visto reflejada a tanta gente... incluída a mí! =) Muchas gracias por esa pedazo de aportación.

achopijo dijo...

Pero se acaba el verano, o no se acaba... Menuda jeta tienen algunos, acha. Morguen me quedo... 'Es verano...' dice el payo...

Conch dijo...

Como lo lees, Acho. Más fuerte que la muerte.

El verano está, como dice mi amiga Ana M.B. FINIQUITAUN TAUN!

Jan dijo...

El verano es mu malo. Te lo digo yo que soy un hombre, mejor aún: soy un machote de pelo en pecho. Mi sentido arácnico se satura con las muchachas de pantaloncico corto.

Me he comprado una camisa propia de los Beach boys :)

Conch dijo...

jejeje, en Malta?

Bienvenido de vuelta, Jan.

bos mutus dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

¡Madre mía, C! Menudo personaje… Sin duda un "Sinfu" (qué gran palabro) en toda regla.

Espero que aproveches esos últimos días de verano pero, sobre todo, que regreso a la rutina aleje todo pellizco inconsecuente :-)

sushi de anguila dijo...

Menuda técnica de apareamiento, la del pellizquico... lo mejor lo del momento de aparición de los fichajes del 'sinfu' (coincido con mi prececesor que es un hallazgo conmparable si no mejor al mío de 'marchaperitivo', ale)... que sensación de estar tomando parte de un sueño como los de 'Origen'... es real lo sucedido en esas noches que cuentas? quién ha diseñado el escenario? te levantas y tienes cardenales en los brazos o es todo fruto de tu imaginación o una indea introducida en tu mente? cuál es tu tótem? es la canción de marras 'La vie en rose' como en el peliculón de Nolan?????

Ahhhhhhhhh......

Conch dijo...

Hola bos y sushi,

He de decir que lo del sinfu no es mío. Alguna comentarista graciosa lo puso por aquí una vez y se lo tomé prestado, y he de decir que está bastante asentado ya el término entre mis congéneres... Tendría que buscar a la comentarista y el comentario en cuestión para agradecerle el préstamo...

Sushito, sobre si es real o no... sabes tú que el Bitterconch esa pregunta no se contesta nunca 8que pareces mi madre, pijo). Ya hablaremos tú y yo...

La canción es The Sea de Morcheeba. Muy propia para estos días.
http://www.youtube.com/watch?v=VnCS25z18pI

sushi de anguila dijo...

Por lo que me dices, Sweetie, me da a mí que no has visto la peli de Di Caprio, jejeje... por lo de real/no real...

Mis pabellones auditivos son todo tuyos...

Conch dijo...

No la he visto, efectivamente, (ni creo que lo haga, que a mí esos rollos no me van) pero sé de qué va y sí, Bitteconch es un poco Origen. Dejémoslo ahí :)

Rafa dijo...

"Es verano"...

Conch dijo...

Hoy ya no!