domingo, 6 de junio de 2010

Possunt, quia posse videntur


Cuando me agobio y me estreso, cuando tengo muchas cosas que hacer y no encuentro el momento de parar…

Cuando lo veo todo negro y encima va el cielo y se vuelve gris anaranjado oscuro y me cae un chaparrón del quince por la Avenida de la Libertad (¡¿visteis lo del jueves?!)…

Cuando engancho una cosa con otra y llego tarde a todos sitios, y se me ocurre pensar que necesito que los días tengan treinta horas, o que por el contrario acaben ya…

Cuando me estoy asegurando una muerte prematura durmiendo menos de 6 horas, o me despierto una hora antes de que me suene la alarma y ya no sé si es por el calorapio murciano o porque no descanso el coco…

Cuando quiero partirme en dos, en tres y hasta en cuatro trozos, y además saltar en plan Matrix, por no decir sacarle los ojos, a todo el que se me ponga por delante…

Cuando todo eso y más me ocurre… entono una frasecica muy mona, en plan mantra, que mi hermano me enseñó: Possunt, quia posse videntur (Pudieron, porque creyeron poder). Y ahora me pongo filosófica y casi culta, y con el permiso de ustedes y el de mi hermano, les contaré una historia que él me contó a mí hace dos años, en un maldito día pre-oposición:

Cuenta Virgilio en el Libro V de la Eneida que en unos juegos, los remeros troyanos con Mnesteo al frente en la nave Pristis iban los últimos en una carrera de cuatro barcos. Aún contemplando semejante panorama, no perdían la esperanza y seguían luchando rema que te rema para, por lo menos, no llegar los últimos y evitar la vergüenza. En esto que el barco del tercero (un tal Sergesto) se come una roca. Y nuestro amigo Mnesteo lo adelanta. Luego adelantaría a Gías, que se había quedado sin timonel en su nave Quimera y se había puesto a tiro de piedra justo detrás del primero, Cloanto. Es ahí cuando Virgilio explica el por qué de su remontada, pues cuando todo parecía perdido se habían posicionado milagrosamente en segundo lugar y al que parecía tener la carrera ganada ahora le temblaban las paticas porque temía perder la gloria frente a los que, en principio, menos posibilidades tenían. Y es que éstos eran a los que “el éxito les alentaba: Podían porque creían poder”.

Y en eso consiste: en verlo, en creértelo, en aquello de la ley de la atracción, en el “Po-de-mos” de la Roja de la Eurocopa de 2008, en el “Yes, we can” de Obama y en la selección sudafricana de rugby, que imagino que habréis visto “Invictus”...

¡Ah! Al final nuestros remeros ganaron y yo me saqué la oposición, que no me dejo el cuento a medio.

Este artículo de hoy se lo dedico a todos aquellos que han tenido una semana nefasta, entre los que me incluyo. A todos los que hemos ido con el agua hasta el cuello y la lengua fuera por el fin de curso, la planificación del verano, los proyectos para el año que viene y cualquier otro marrón imprevisto. Respiremos y mirémoslo por el lado positivo: ya ha acabado la semana, hemos sobrevivido y estamos a domingo leyendo el periódico.

También, cómo no, le dedico esta historieta a aquellos que no han terminado de remar y saben seguro que todavía les quedan varios tramos difíciles con rápidos y más rocas: mis compañeros opositores, a los que les deseo mucho ánimo, resistencia y visión. Que recuerden que creyendo que se puede es la mejor forma de poder. Y que piensen que, como los troyanos, aunque vayan de últimos, aunque tengan ganas de lanzar los remos por la borda, aunque sea una cuestión de números y parezca que está todo perdido, siempre les quedará la posibilidad de que alguno se trague las rocas y quede un hueco para remontar.

Mucha suerte a todos.

25 comentarios:

Jan dijo...

Le voy a contar la historia a una amiga opositora a ver si deja de exagerar su 'imposibilidad'. Y de paso me aplico el mantra para ver cómo me organizo todo lo que está por llegar... y ahora mismo, imposible, gracias al siempre acechante dolor de cabeza.

PD: ¿Que si vi lo del jueves? Mi coche y yo lo vimos cuando el día se volvió noche y granizó. Sí, aquí granizó.

el HabitanTe inCierto dijo...

Gracias Conch.
"El que resiste, gana"...lema en el escudo del Marqués de Iria-Flavia

Conch dijo...

De nada :)

Las oposiciones son una carrera de fondo...

Jan... putos dolores de cabeza.

Ali dijo...

Las oposiciones son... lo puto peorrrrrrrr!! Pero gracias a Dios pasan, y tarde o temprano, se superan, y llega un día en el que todos los que hemos pasado por eso, por mucho que nos recorten el sueldo, por mucho que tengamos horrorosos días de curro, siempre podremos decir: YO LO CONSEGUÍ!!

Un besazo amiga, y tranki que esto pasa pronto, queda ná para que lleguen las vacaciones, para tumbarnos vuelta y vuelta en nuestras sillas playeras, para los entierros en el chirin... mooooooooolaaaaaaaa!!

Conch dijo...

Ganicas de playa, sí, querida Ali, ni que lo digas.

sushi de anguila dijo...

No hace falta decir... ¿o sí?... que los romanos se considerabn a sí mismos descendientes de un ilustre troyano...ese Eneas del que habla Virgilio... así que esa capacidad de no tirar nunca la toalla, era la que definía al pueblo romano frente a su enemigos... curiosa conexión con el lema defendido por un natural de la romanísima Iria Flavia...

Me encanta esta historia, me admira la tencidad de los opositores, me gusta mucho cómo la cuenta Conch y me parece un detalle estupendo de un hermano hacia su querida hermana en tan difícil trance...

Y me gusta bastante más que el garrulesco 'Podemos' de los Manolos de Cuatro y sus acólitos...

Anavmor dijo...

En uno de mis temas de las oposiciones, el autor había incluido una frase para animar a los opositores:

"Haz por ser semejante a un promontorio. Las olas del mar se estrellan contra él de continuo, y él se mantiene inmóvil hasta que en torno suyo se abonanzan las aguas" (Marco Aurelio).

PD: Putas oposiciones ;)

Conch dijo...

Endevé, lo poco que nos gustaba el latín en 2º de BUP y lo que mola ponerse cultureta.

Sigo animando: fuerza y besos a todos!

Lorquina dijo...

Que razon llevas Conch...y que identificada me siento...que mierda de semana, la vida te cambia de un segundo a otro. Pero estamos a Lunes, y hay buenas noticias, esperemos que todo quede en pasado y a seguir...Bonito texto optimista y en definitiva real. La clave está en la persistencia...para casi todo :)

Antonio Rentero dijo...

Después de 39 años sin correr un día cualquiera de febrero me apunté al Marathon de Nueva York. El 1 de noviembre de ese mismo año crucé la meta del km 42.1 en Central Park.

Simplemente porque creí que lo podía hacer.

Ahora corro menos, pero ya tengo una cosa menos que demostrarme.

sushi de anguila dijo...

Usted juega con ventaja, porque sí que es un verdadero héroe troyano de los pies a la cabeza, como esos de la barcarremos, Rentins...

Anónimo dijo...

Antonio eso que hiciste es una burrada, estas jugando con tu salud y no es el primero que se queda en el camino, vamos es como si me presento a unas oposiciones sin tocar un libro y encima apruebo.

Antonio Rentero dijo...

Sushi querido, al final me conocerán como Rentins Pies Lentos, por mi capacidad para ser siempre el último en llegar en las carreras jejeje

Anónimo, agradezco tu preocupación, pero esos 9 meses entre que decido echar a correr y llego a Central Park significan preparar cuerpo y mente para el reto. Y una cosa es que nunca haya salido a correr y otra que nunca haya hecho deporte.

Desde siempre he hecho natación, ciclismo, tenis, diversas artes marciales, squash, padel, partidos de fútbol los sábados con los amigos.

El reto no es salir a correr media hora un par de días a la semana, es hacerlo con constancia durante 9 meses, aumentando la "dosis", y un día corres el doble de lo máximo que has hecho nunca tras meses de preparación, siempre atento al pulsómetro y con repostaje de agua y Gatorade cada 3 kms.

En este caso me presenté a una oposición, la estudié durante 9 meses y la saqué a la primera. Porque sabía que podía.

Conch dijo...

Anónimo, lo de Rentins fue lo más, además se quedó el tío hecho un fililí. Fue un ejemplo a seguir y pienso mucho en él ahora que yo corro también, después de 30 años sin ;)

Rentins, siempre un placer verte por aquí.

Palabra de verificación: diggeri

Lo cual me recuerda al digeridoooo
http://www.youtube.com/watch?v=jkL3uCiWcn8&feature=related

Antonio Rentero dijo...

Vírgen Santa, la Conch corriendo, endevé!!!

Palabra de verificación: foritivi, que debe ser lo que dicen los italianos en el 609 para decir "te veo fuera".

Conch dijo...

Además no se me da mal y estoy super adicta!!

Salgo 3 días a la semana, aunque últimamente con el calor y un puto proyecto que me ha tenido mu ocupá...

Mañana toca (si no un coche una pelota).

Anónimo dijo...

Creo que mi semana horrorosa se ha movido a esta en la que ahora estamos. Mi escollo particular tiene nombre y apellidos, pero sigo remando detrás porque se que ese escollo acabará incustrado en una roca mayor...lo estoy visionando...Possunt......
el escollo general es otro más grande que depende de otras manos, pero no es imposible....pasito a pasito, remito a remito....Possunt....(señor, dame fuerzas)

Conch dijo...

Madre mía, anónimo, que tu escollo se parece al mío, jaja. Yo lo que pasa es que intento no visulizar el mal para las personas, tan japuta no soy. Yo visualizo el objetivo, la meta.

Hoy la de nombre y apellidos mía me ha hecho una marraná... pero yo soy más fuerte ;)

Jan dijo...

Estaba pensando ya en el post-Julio, es decir, en Agosto. Un viaje para Agosto. ¿Croacia?

Voy a intentar no hablar de nada parecido a Opos hasta... ¿mañana?

Xo dijo...

Conch, me ha encantao! Me he emocionao y tó!. Antes me lo creía más.. y me has recordado que tengo que recuperar eso... UN BESOTE REINA! y VIVAN los "bajones", que al fin y al cabo nos obligan a "subir" y a no olvidar los estupendísimas que somos.

Conch dijo...

Calla, Jan, ni me lo mientas! Viaje del verano, qué temazo y qué temazo. Veremos a ver...
Croacia precisamente era una opción, que encontramos unos vuelos baratos... pero eran desde Barcelona, y que a estas alturas de la película de baratos tienen lo que yo de sueca.

Muchas gracias, Xo, encantada de que te haya gustado y mucho ánimo.

Palabra de verificación: insti

Anónimo dijo...

Otro post acertadísimo. Cuanta razón tienes.

Bss

Otto

Conch dijo...

Muchas gracias, Ottico.
Un besazo.

Jan dijo...

Bueno, pues anoche estuve en el famoso 609. Cinco minutos. Tal cual entré por la puerta supe que yo no pertenecía a ese mundo paralelo. Y cuando sonó 'Sufre, mamón' hablé: "lo siento mucho, pero os abandono". Y salí de allí prometiéndome seguir pisando los bares poco (o casi nada), especialmente los que se parecen a ese.

Soy muy exclusivo.

Conch dijo...

El 609 no es para ir por la noche, es para después de comer y yo hace tiempo que ya ni con eso puedo.

Yo ahora, si voy, es los domingos por la noche, que se está allí super tranqui y bien.

Hay que ser exclusivo en esta vida, pijo, di que sí.