miércoles, 23 de junio de 2010

Black Magic Woman

Me pregunta mi amiga Patri, desde Hong Kong, que qué me pasa, que qué llevo entre manos, que mi blog se está volviendo oscuro, y yo estoy de un sibilino que no me aguanto.

Le cuento que estoy metía en mil fregaos, en algunos de manera voluntaria y en otros sin habérmelo comido, ni bebido, ni habérmelo merecido y que también he descubierto que en esta vida a veces hay que ser muy bruja y muy maligna, que se acabaron las buenas personas.

Tras la conversación con ella, me meto a la ducha. Se me acaba el acondicionador y, para que no se me olvide cambiarlo, decido, muy atléticamente, lanzarlo al suelo del baño por encima de la mampara.

Pues ha caido de pie.

Lo flipas.

Tengo miedo.

13 comentarios:

Wunderkammer dijo...

Pues ando yo así un poco de black magic woman... me quedan pocos para cuarenta años y todavía me sorprendo ante la "malicia" (f. mala intención, maldad).
En fin...
Me da a mí que hay hoy una mala conjunción de astros... (al menos para los sagitario ascendente escorpio como yo).

Conch dijo...

Menuda nochecita de San Juan, yo al final he decidido quedarme en casa, por lo que pueda pasar.

Ich liebe dich dijo...

Ich kann Nix Dafür.

http://www.youtube.com/watch#!v=bbMYEPecCqY&feature=related

Alle Leute fragen-was ist los?

Conch dijo...

Welche Leute?
Was ist los?

Ni está, ni se le espera dijo...

No sólo te has apuntado a lo del nuevo diseño, sino que encima las cosas caen de pie...¿te estarás convirtiendo en una bruja? De las de escobas, no de las otras.
Aquí San Juan no se celebra, ellos son así de sosos, qué le vamos a hacer.
Por cierto, la palabra de verificación es "tinte"... casi, casi acondicionador, por lo menos para el pelo es también jejeje

Patri dijo...

Quiero q vuelva la visualización y el happyclappismo...

Mua

Brioche dijo...

Jajajajaja

Bestial.

Y las buenas personas sí existen, te lo digo yo.

Besos

Jan dijo...

Magnífica noche de San Juan en mitad del monte, admirando desde la explanada de un cortijo ruinoso el anochecer bañando de oscuridad las sierras de mi querido noroeste. Creo que los espíritus de las pinadas anoche se lo pasaron bien, les hicimos reir.

Conch, que digan lo que quieran. Yo pienso seguir en lo mío. No soy un santo (ni ganas) pero hago lo que me parece que es mejor aun a riesgo de que alguien piense que soy tontucio.

Tú sé bruja, si quieres, y haz caer de pie todos los botes de acondicionador que te apetezca. Pero usa tus poderes para cosas buenas.

Conch dijo...

Yo también quiero que vuelva el happyclappismo, Patri, pero no sé por dónde empezar.
La visualización se mantiene, poco, pero se mantiene.

Claro que existen las buenas personas, Brioche, son las que se comen una mierda por pringás. Porque las malas están maquinando a su alrededor, to malignas.

La gente de mí no piensa que soy una tontucia, no sé si decirte "Ojalá", Jan. Piensan que soy demasiado lista y que la mala soy yo, y en realidad soy de un pringao...

Por eso había pensao ser mala ya, directamente, pero al final estoy en una etapa de transición, observando y calladica, que estoy más guapa.

Jan dijo...

Te invito a un café.

Conch dijo...

Hecho.

Luis Alcázar dijo...

Bítter, mola el nuevo diseño.
Hoy no salgo. Bueno, si hacéis algo, me lo pienso. ¡Qué carajo, contad conmigo! Vaya ejemplo de proceder inflexible...

Conch dijo...

Se agradece, Luisico, que me llevó un tiempo precioso hacerlo, que soy malísima decidiendo cosas. Había uno con limones, pero parecía la cocina de "Cuéntame".

Esta noche... no sé. Éstas están en Alicante, pero yo puede que te necesite.