domingo, 13 de junio de 2010

El vicio


Para este verano ya me estoy empezando a olvidar del vicio éste que tengo de hacer viajes largos absurdos. Entre que tengo menos vacaciones de las habituales en mí, entre que mis chicas están todas comprando y amueblando casas, entre lo del 5% y entre que tampoco tengo novio que cargue conmigo y sienta la obligación de sacarme de paseo, está la cosa fatal. Que creo que me quedo aquí, como dice mi amiga S, a “Conozca su región”, y estoy empezando a verlo con buenos ojos, que hasta mi endocrino me ha contado lo maravillosas que son las rutas del Jubileo a Caravaca, y mi amigo A, por otro lado, me asegura que el vicio, la verdadera fiesta, está en Murcia este verano, y así me lo quiso hacer ver el pasado jueves.

Primero fuimos a La Troya, garito mítico al que iba yo en mi época estudiantil a pedir bazokas. Estaba algo más vacío de lo que yo lo recordaba, supongo que porque estamos de exámenes. Para una primera está bien, pero para creerme lo del vicio no me convence. “Llévame a algo más jevi, amigo”. ¿Jevi dices? Pues toma dos tazas. Directamente me llevó a La Boca del Lobo, donde creo que no había entrado en mi vida y los jueves organizan un karaoke heavy. Como lo oís. Y está eso a reventar, con un ambientazo bárbaro. Gente de todas las edades, mayoritariamente tíos, mayoritariamente melenudos (claro), se amontonan animando al jevilongo de turno desgañitándose en el escenario con un temazo de Pantera, por ejemplo. El dueño actúa de maestro de ceremonias anunciando a los artistazos y avisa de que habrá premio: camisetas a los cinco mejores. Una de esas seguro que se la llevó un panzudo llamado Stefano, que se las cantó todas, el muy prota. Y un dueto llamado los Spanglish, que se marcaron un “Winds of Change” al estilo del príncipe gitano, también quedó entre mis favoritos, aunque no les habría aprobado ni el primer curso de básico. Yo me quedé con ganas de cantar una de los Kinks y no lo descarto para el jueves que viene… Que yo quiero mi camiseta, jolín.

De ahí giramos sin rumbo fijo hacia la zona de La Merced. Fue una relaciones públicas la que decidió nuestro siguiente destino al invitarnos a unas copas de cava rosado en el Borneo. Y en el Borneo se estaba bien, que había lo de siempre: Divorciados, guiris y una música requetebailable para que ambas tribus menearan sus esqueletos como sólo ellas saben hacerlo. Cerró poco después, así que fuimos a morir a la jungla de Boutique, meca del vicio donde sólo voy cuando salgo con mi amigo A, que a él le priva, como a todos los tíos. Y lo entiendo, además de porque a los tíos les gustan todas, también porque pululan por allí todo tipo de mujeres que uno pueda imaginar: chiquillas simpáticas, pijas borrachas, garrulicas cardadas, payicas de melena sinuosa… y todas ellas vestidas con una o dos tallas menos. Y los tíos encantados, pero yo no tanto, que digamos que lo de los payos allí es bastante lineal, no hay tanta variedad. Mientras contemplo la fauna de zamarros que hay frente a mí no puedo evitar preguntarme si realmente existen los tíos buenos que salen en los anuncios de cerveza de los veranos, esos guapísimos que te prometen amor eterno y además tienen barco.

Aún así, nota final, le doy un 8 al conjunto de la noche, que no está mal para un jueves de junio y más cuando me asegura mi amigo que las noches de julio y agosto entre semana son el acabose. Seguiré investigando. Definitivamente me olvido de Formentera, de Hong Kong y de Sudáfrica, ya no os daré más la vara con que me acompañéis. Me quedo en la ciudad ensayando temas para mi debut como cantante jevi, con la esperanza de que algún tío bueno de anuncio se haya quedado sin vacaciones. El vicio, señores, está en Murcia.

17 comentarios:

Fran dijo...

No desesperes, llevo años pasando el verano en Murcia, y de verdad, que no se pasa nada mal.

Debo ser de los pocos tíos que no le gusta la Boutique ....

Conch dijo...

Sí, sin conocerte ya te digo yo que tú no eres el tipo de hombre que va a Boutique.

Luis Alcázar dijo...

¡Vuelve Bítter! Ja, ja. Vuelve la diversión.

Jan dijo...

Te leí esta mañana en La Opinión. Para empezar, lo del verano en Murciatown no es tan mala cosa, se le puede sacar jugo. Al menos uno tiene la certeza de que La boca del lobo o el Ladrillo siempre estarían ahí.

Por otra parte, a mí lo que me apetece desde hace unos días es acampar. Es que vi una peli de Rock Hudson en la que está en un parque nacional de USA y me dije "oye, cuánto tiempo sin acampar".

¿Boutique? Ni me he molestado en mirar la fachada...

Conch dijo...

Gracias, Luisico, aunque no me había ido a ningún sitio, petardo.

Jan, yo acampar jamás, soy más de hotel, aunque sea un hotel cutre.

Por cierto, voy a echarle un vistacico a la world wide web, a ver si encuentro algún vuelo baratico...

Equipo biofrutas dijo...

En este preciso instante Conch te hago la promesa de que si me encuentro con un mazas, guapo, de buena familia y corazón blanco, le hablo de ti o te lo traigo con escopeta apuntándole a las lumbares.

Buen Verano

PD: Si este verano paso por la Boca del Lobo pasaré a saludarla y cantaremos juntos "hijos del metal" sacando los cuernos

Patri dijo...

noooooo!!!!!

fiona dijo...

Yo quiero cantarme algo también en La boca del lobo...aunque a ver quién convence a mis amigas para que entren, jajaja

Conch dijo...

Patri, si es que hacerme un vuelo de mil horas yo sola a los joncones con escala en China... me da por pensar en el Expresso de medianoche... aunque... bufff... no me tientes...

Biofrutas, sois unos soles. Y además tengo la promesa por escrito, yuju!

Os veo a todos este verano en La boca del Lobo.

Jan dijo...

Otra cosa que me apetecía era estarme unos días en algún sitio de playa. Alguna isla. Poder estarme sentado en una playa bajo los cocoteros, lejos de La Manga y similares, mirando al mar y haciendo nada. Absolutamente nada. Salvo beber daikiris.

Conch dijo...

Sí, eso también, sobre todo porque para el 1 de agosto preveo que voy a estar para el arrastre.
Ya te conté que pensamos en Dubrovnik, pero se nos echó el vuelo encima y sale por un cojón de pato ahora mismo.
No descarto Malta todavía.

Conch dijo...

El vuelo no! El tiempo! jajaja.
Tamos fatal ya y tan sólo es lunes.

Patri dijo...

Nena no me seas acojonada ahora, con lo echá pa´lante q eres!! Lo de las mil horas de vuelo sola, lo entiendo, es el gran coñazo... pero la escala en China no tiene nada, el aeropuerto de Pekín está genial, todo bien indicado, todo el mundo habla inglés... nada q ver con lo q te encuentras en cuanto cruzas las puertas!
Bueno, si te animas, ya sabes ;)
Y si no nos vemos en nochevieja!!

Mua!!

Conch dijo...

No es tanto el acojone, sino el aburrimiento, lo que me preocupa. Yo necesito chacharear con alguien, amiga, si no, me da un mal.

Kasandra dijo...

¡Por fín llegó el calor, y los chulazos se empiezan a despelotar!

http://news.keteke.com/noticias/celebrities/que-viva-el-verano-y-armani/2010/

¡Viva viva!

funcionaria en prácticas dijo...

¡Qué fuerte me parece todo! No sabía que La Troya estuviera todavía abierta. ¡Dios! Cuánto hace que no salgo...

Conch dijo...

Oyeee... ¡Zac Efron!

En La Troya me tomaba yo unos bazokas más ricos... Habrá que volver pa ver si siguen teniendo la misma mano que antaño.