domingo, 20 de marzo de 2011

Los placeres de la carne débil

Mi idea era empezar una especie de cuaresma. Cuarenta días sin chocolate, alcohol, o excesos alimenticios. La promesa de siempre pero con una fecha de caducidad y rendición de cuentas. Por fin medio me había motivado para abandonar el camino hacia una madurez oronda y despreocupada y, una vez pasados el viaje a Londres y el finde en Barcelona, estaba dispuesta, por lo menos, a intentar perder un par de kilos.

Decidí empezar el lunes, y la lluvia y el trabajo atrasado me convencieron de que tampoco pasaría nada si en el primer día de mi nueva vida no salía a correr, que además yo donde debía concentrarme era en la no-ingesta de guarrerías. Sin embargo, justo cuando planificaba qué comer en los próximos cuarenta días, apareció ante mí la tentación en forma de invitación exclusiva al 4º aniversario del Restaurante Temporáneo. Media etiqueta además pedía, como si nada. En qué momento estaba yo para lucir pierna y saltarme el régimen así tan pronto. Pues ahí que me personé con un vestido que me agencié amplio y negro, que para eso el negro estiliza (o esteriliza, que también lo he oído), en una fiesta que derrochaba glamour y buena cocina.

Nada más entrar me dieron una tarjetica que yo canjeé enseguida, sin mirar y sin darme cuenta de que se trataba de una invitación a un gintonic, yo que se supone que no bebería más alcohol hasta mayo. “¡Estás loca!” me advertían mis amigas, “con el estómago vacío, tendrás que comer algo”. Y ahí que empezamos la persecución de toda cosa que pareciera una bandeja, contuviera lo que contuviera. Me gustó especialmente el gazpacho de remolacha y, por supuesto, el cubalibre de foie, que ya se ha convertido un clásico del Temporáneo. Por último, olvidándome por completo de la promesa que me había hecho tan sólo dos días antes, finalicé mi cena con un tiramisú, un bombón y otra copita. Ole.

Esa misma noche se fraguaba en twitter la revolución más murciana jamás vista, la del #pastelicodecarne. Nuestra joya culinaria más preciada, nuestro adorado pastel de carne, fue durante dos días uno de los temas del momento en toda España. En la supuesta época de ayuno y abstinencia, los twiteros españoles discurrían sobre los placeres de la carne murciana. Gente de Teruel preguntaba si era una metáfora, gente de Barcelona nos pedía la receta y los murcianos exiliados lloraban su ausencia con morriña. Mientras, los murcianos de aquí se pasaban por su confitería más cercana y saciaban su antojo, y mientras, una servidora sufría y contenía su ansia con lagrimicas en los ojos, que es que otro día más no habría manera.

Así llegó el jueves, San Patricio, que coincidió con la inauguración de La Lechera de Burdeos, una quesería gourmet situada cerca del Teatro Romea por la que habría de pasar yo esa misma mañana. ¡No habrá calles en Murcia! Dos chicas ofrecían a los viandantes bandejas repletas de quesos distintos y proponían felicitar a los Pepes y a los papás de una manera diferente: “Díselo con queso”. Eso será si no me lo he comido yo antes, pensé, que no hubo tipo de queso que no me gustara. Pequeñas delicias provenientes de varios rincones de Europa acompañadas de vinico o mermeladas exóticas con las que me salté mi supuesto régimen imaginario una vez más.

Recordando que además están los aperitivos de los viernes y las cenas de los fines de semana, finalicé St Patrick’s en un pub irlandés, con un grupete de amigos, una pinta de Guinness en la mano y una reflexión: Obviamente esta semana no ha valido, pero no abandonaré mi pequeña cuaresma. Que ya no sé si soy yo o es esta Murcia, pero claramente mi carne es débil y no hago nada para detener a los elementos o a los amigos que me tientan con mil y un eventos sociales. Pero es que pa qué está la vida. Aunque acabe siendo una madurita oronda, no pienso quitarme de seguir disfrutando de los placeres de la misma.

26 comentarios:

Sonia dijo...

La verdad, amiga, es que debemos agenciarnos la afoto de una maciza, colocárnosla en el armario del pan bendito y visualizarnos, siempre visualizarnos. ¿Probamos? La de intimissimi, por ejemplo

Besitos

Conch dijo...

Operación Intimissimi, nena! Ése es el plan!

Pero no con la novia de Ronaldo, la elegida pa mi nevera es Eugenia Silva:

http://bit.ly/gOQhZs

Tengo un plan pa esta semana que tevasacagal!

Armando dijo...

Bufff, intimissimi,...ahí es ná.

No te agobies que hay muchas semanas

rojiblanco dijo...

Si es que estás en la tierra del pecado , así no hay manera . Tres meses en un pais nórdico y te sobran dos para la operación Elisabeta ??

Por cierto , que estáis muy guapas las dos , que os dejéis de tonterias y no os privéis del #pastelicodecarne

anónimo

Conch dijo...

Anónimo dice, jajajaja.

Gracias a ambos. Aunque Armando, ésa no es la actitud, no hay muchas semanas, el día de mañana es hoy! y yo este sábado tengo momentazo bikini.

A to esto, vengo de hacerme un Malecón rapidico.

rojiblanco dijo...

A todo esto... lo sé

Anónimo dijo...

Te leo a menudo pero nunca te he escrito, aunque hoy no he podido resistirme porque... Mamma mia! ¿Quién es la chica que sale a tu lado en la primera foto? ¿Cómo no he visto yo a ese ángel por Murcia nunca? Guapísima, en serio.

(Parezco un albañil, lo sé, jaja).

Un saludo!
pepepepón

Conch dijo...

Hey! Gracias por la parte que no me ha tocado! No :(

Maribel Oliver dijo...

¡¡Wola!!
No sé cómo poner esto para que no suene a peloteo (más que nada porque no lo es), pero tú también sales muy guapa en la foto. Que conste que lo pensé cuando la vi y tenía que decirlo después del último comentario. A ver si algún chico se anima a comentar esto, que viniendo de una tía no hace tanta ilusión!! jeje.
Un beso!

Sonia dijo...

Anónimo, gracias por la parte que me toca. Tuve un día bueno, no hay más.

Bitter, estamos que nos salimos. Debe de ser el #pastelico de carne, que nos da brillo a la cara.

Besitos

Conch dijo...

Gracias Maribel! jejeje

Gracias a ti también, Sonia, efectivamente yo estoy que me salgo... del vestido, jaja.

Besicos a las dos.

Anónimo dijo...

Lo siento, Conch, pero de quien me´namorao es de tu amiga, ¿qué quieres que le haga? El corazón es lo que tiene... je je.

Un saludo, Sonia. Con #pastelicodecarne o sin él, eres muy guapa.

Pepepepón

Conch dijo...

Vamos ver, amigo, si yo lo entiendo, que mi amiga es un primor y además es lista la tía, que tiene varias carreras... pero ya que éste es mi blog y somos personas educadas (o no?) me podrías poner algo así como "mejorando lo presente", "tú tampoco estás mal"... que una tiene su corazoncito :(

;)

Anónimo dijo...

Sí, podría, pero no me salió, sorry, digamos que tu amiga te eclipsó ante mis ojos (toma!). No siempre que entro a un blog tengo que piropear al autor, no? Pero vamos, que si es la norma, pues se hace: guapa! hermosa! queteviácomé!

¿Mejor? jeje

Pepepepon

Armando dijo...

....anda , que lo está arreglando este, ,,,,,ays.

Conch dijo...

Mejor, sí :s

(Jajajaja)

Hola Armando, amor!

Antonio Rentero dijo...

Querida Conch, esta Murcia nuestra es cada día un lugar mejor para vivir como te encargas de desgranar en tus bitters (que mola más que los twitts) y a los que somos débiles de ánimo nos cuesta no sucumbir a tentaciones gastronómicas refinadas o tradicionales.

Afortunadamente tb tenemos una hermosa Mota del río para salir a correr y quemar calorías para seguir entrando en la misma ropa del año pasado.

En la foto del Temporáneo estás que te sales con ese conjunto negro tan sugerente y con ese gesto tan divertido... peeeeeero debo confesarme absolutamente rendido ante la sonrisa pícara de tu preciosa amiga Sonia, de quien no debería conocer más datos (ya imagino que siendo amiga tuya será inteligente, lista, culta y con sentido del humor) por la salud y la templanza de mi enamoradizo corazón.

La Vecina de Ayer dijo...

Vecina, que guapísima y favorecida te veo y que bien te queda el flequillo!!

Tenemos que vernos pronto.

Muakksss

Conch dijo...

Jolín con mi Sonia que se ha convertido en la estrella del post :) La que es guapa es guapa, las cosas como son, pero sé si dejar de salir con ella en las fotos o hacerle un post completo a la criatura y asegurarme lectores masculinos, jejeje.

Gracias a ambos. Antonio, te informo de que ayer volví a salir a correr :)

Vecina, sí, lo del flequillo es un cambiazo que he introducido en mi vida y todavía no controlo. Voy loca! Así que me alegro que te guste, jeje, que yo no lo tengo tan claro.

Pronto nos vemos, nena. Este finde lo intentamos. Requetemuax!

Antonio Rentero dijo...

Conch, espero que avises cuando le dediques un post a Sonia en plan SPOILER ALERT para que algunos venzamos la tentación de saber más sobre ella... bah, no me hagas caso, si al final somos todos como la mujer de Lot y nos convertimos en sal... en este caso al menos el Anónimo y un servidor lo haríamos con placer.

Conch dijo...

Hombre, con mirar su perfil podréis saber más de ella... y veréis que tiene no uno, sino 3 blogs...

;)

Antonio Rentero dijo...

A buenas horas ;-)

Vaya, vaya, la mítica Brioche con la finalmente no pudimos contar en la Iª Quedada Bloguera Murciana...

Palabra de verificación: cocha

Anónimo dijo...

Coñe, encima nos muestras el camino hacia su blog, y una vez ahí, la podemos ver en más fotos y con poses de auténtica modelo. Y además escribe bien, tiene glamour... En fin, que vaya amiguica tienes, Bitter!

Y paro ya, que parezco un baboso, jeje.

Antonio Rentero dijo...

Creo que ha quedado demostrado que sí, que la carne es débil y algunos no tenemos remedio.

Lo mejor de estas cosas es que cuando hay una competición entre hombres por una mujer encima terminamos siendo los mejores amigos del mundo y compartiendo borrachera, exaltación de la amistad, cánticos populares...

(dijo él para confiar al Anónimo contrincante mientras pensaba "sí, chaval, vas listo conmigo que soy abstemio y corro más que tú")

;-)

Anónimo dijo...

Ops, yo empezaría a pensarme lo de volver a poner una foto junto a esta chica tan mona, porque te hunde! Vaya chicos tan poco caballerosos hay por aquí: uno lanza piropos coaccionado y el otro, visto lo visto, hace un preludio a modo de peloteo para luego atacar a tu amiga, uséase, el piropo mamporrero, jajaja. Hombres....

Un besito, guapísima! La rubia.

Antonio Rentero dijo...

La cuestión es que quedamos siempre fatal, oyes. Tenéis razón, somos lo peor, con lo monos que estamos calladicos y sin sincerarnos, con la de piropos no mamporreros que le solemos soltar a nuestra imprescindible Conch, para una vez que además hacemos extensible nuestra admiración a su deliciosa amiga... vale, vale, me callo...