domingo, 27 de marzo de 2011

Una Murcia llamada Rachelle

Todo empezó hace unos tres meses, cuando mi amigo Javier Moñino, periodista de 7RM, iría a descubrir lo que puede que sea el mayor de los hitos twitteros murcianos desde el #pastelicodecarne. (Sí, hablo otra vez del twitter, pero es lo que hay). Probablemente de la manera más tonta, como ocurre siempre con los mayores descubrimientos de la historia, mi amigo fue a toparse de casualidad con una americana rubia de melena de Barbie y sonrisa de cheerleader llamada Rachelle Murcia. Periodista y presentadora de un programa matinal, de Seattle nada menos, y con ese apellido tan familiar, había que seguirla y así nos la recomendó a todos sus amigos twitteros murcianos como lo más grande jamás. Pues no tenía yo otra cosa que hacer, pensé al principio, que tener que ir detrás de una rubiáncana de sonrisa encasquetá que vive lejísimos, sólo porque se llame Murcia. Sin embargo acabé siguiéndola, pues la verdad es que la frikada lo merecía, y me dediqué a contemplar el tremendo espectáculo sociológico y nauseabundo de mis amigos babeándole el muro a la tal Rachelle con mensajes absurdos de qué guapa que eres, qué rubia y qué simpática. Que es que de repente hablaban todos inglés maravillosamente.

De Murcia decía nuestra amiga rubia que sabía que era una ciudad de España, donde no había estado nunca pero le encantaría conocer. Los chicos, totalmente rendidos a sus pies, la acribillaban a fotos de nuestros paisajes y calles, le daban clases de panocho y le proporcionaban información turística y gastronómica de nuestra región intentando convencerla de que un día viniera a tomárselas con ellos. Ella, a cambio, se esforzaba en contestarles en español echando mano del traductor de google, mientras veía día tras día que su lista de seguidores murcianos aumentaba. Me preguntaba yo también qué contaría Rachelle por Seattle sobre su repentina legión de babosos, que seguro que la paya no se había visto en otra igual.

Así llegamos al mes pasado, cuando toda esta historia de amor virtual daría un paso adelante hacia su materialización. Por iniciativa del también periodista Luis Alcázar y con el dinero recaudado de sus mayores fans, decidieron enviarle una bufanda y una camiseta del Real Murcia con su nombre impreso en la espalda sobre el número 10. La idea, sencilla a la par que barata, además de para adular a la rubia, era conseguir que en Seattle se hablara de Murcia y de su equipo de fútbol aunque sólo fuera por unas horas ¿y si encima nos sacaba en su programa? ¿Y si además los de su tele la hacían venir a Murcia para grabar un reportaje desde aquí? ¿Y si pudiéramos traerla, enseñarle Murcia y entrevistarla? El cuento de la lechera, que yo no sé si por rubia o por qué, pero yo de Rachelle no me fiaba un pelo y empezaba a estar un poco hasta las narices de ella. Que es que había un momento que a los tíos se les nublaba la vista con tanta Rachelle. ¡Que es que la quieren para Doña Sardina 2012! Esperaos a que reciba la camiseta y hablamos, pensaba yo.

Tras casi cuatro sospechosísimas semanas al fin ayer supimos que le llegó el envío a la rubia y sabemos a ciencia cierta que le hizo ilusión. A través de twitter e ilustrado con varias fotos, Rachelle nos mostró lo genuinamente emocionada que estaba con su regalo murciano. Reconozco que yo también me emocioné y que miro a Rachelle con otros ojos desde entonces. Que la tía se ha portao y ayer se deshacía en agradecimientos y elogios hacia sus seguidores murcianos a los que llama amigos, al mismo tiempo que se declaraba fan oficial de nuestro Real Murcia. Desde ayer soy yo la fan de Rachelle y mostraré mi apoyo a cualquier aspiración que tenga que ver con ella. Traigámosla a Murcia, vistámosla de huertana y hagamos que la nombren Doña Sardina de Ultramar. ¿Qué te parece Rachelle Murcia? ¿Hermanamos Murcia con Seattle?

21 comentarios:

Alejandro dijo...

Jajajajajaja, no sé por qué anoche me lo empecé a oler :P Muy bueno bitter, como siempre :D

Athena dijo...

Me ha encantado la historia. Ahora las chicas tenemos que ir a por Enrique Murciano.

http://www.nndb.com/people/772/000122406/enrique-murciano-1-sized.jpg

Conch dijo...

:) Muchas gracias a los dos.

Voy a ver si el Murciano (con mayúsculas) tiene Twitter...

Wunderkammer dijo...

¡Lo que han conseguido Javier y Luis! ¡Me parto! He podido seguir la historia por Twitter, que Conch ha narrado genial, como siempre.
Y yo sin saber quién era el Murciano ese... pero me lo veo también con la camiseta del Murcia. Vamos a ver si lo conseguimoosss

Conch dijo...

Yo es que hasta me he visto paseándome por Miami con Mr Murciano... pero no, el payo no twittea desde enero de 2010. Va a haber que hacer algo al respecto.

¿Alguna idea?

@Javi7RM dijo...

Saludos!!!

Iba a contar la historia en mi blog, pero como dudo que ya pueda añadir algo, dejo esta historia como la buena... con un toque totalmente bitterconchiano.

La historia merece mucho la pena y como bien dices, nació como una tontería que poco a poco se ha ido haciendo más grande sobre todo gracias a la simpatía de la propia Rachelle.

Gracias Conch por contar la historia con tanta frescura.

Sobre el tal Murciano, también lo vi por Twitter y le mandamos un saludo pero el tío no tuitea nada, no obstante os deseo suerte en futuros intentos.

Un saludo!!!

La Vecina de Ayer dijo...

jajaja, qué grande!!
Lo que no haga un murciano...

Una Doña Sardina americana no estaría nada mal.

Anónimo dijo...

Si hacéis a una guiri Doña Sardina, yo me borro de Murcia esos días. Acho, ¿que no habrá murcianas exitosas, con gracia y murcianía como para traernos a ésta porque se ha puesto una camiseta del Real Murcia? Venga, hombre, noooo!!!!

Como hombre y como murciano me da un poco de vergüenza ajena la propuesta, formulada para llenar de babas la ciudad en una semana en la que hay que derrochar murcianía. No vale con llamarse "Murcia" de apellido, por dios, hay que sentir "Murcia" por las venas.

Conch dijo...

En mi humilde opinión, Rachelle siente Murcia por sus venas mucho más que muchas Doña Sardina que han pasado por el Entierro, que la única relación que tenían con Murcia es que pasaban los veranos en la Manga. Además, no entiendo cómo las "babas" de los murcianos te pueden parecer una vergüenza en una fiesta donde "derrochar murcianía" significa que te regalan tangas y los sardineros te tocan una teta con la excusa de ponerte una pegatina.

¿Y la promoción que nos haría? Creo que hay que mirar más allá de la parroquia.

Conch dijo...

Ya que estaba, me he puesto a investigar quiénes fueron Doña Sardina en los últimos años y me he encontrado con Marta Valverde, Elsa Anka, Patricia Betancort, Mar Saura, Anne Igartiburu... ejem!

sushi de anguila dijo...

Ahí has estado más certera que Guillermo Tell y su ballestazo a la manzana, Conch...

Mar Saura, la Sardina Diabólica, qué miedo!!!!!!

Alejandro dijo...

Dicho sea con todo el respeto y el cariño que sabéis que os tengo, y también advierto que no conozco muy a fondo la historia de Rachelle, pero no sé si el hecho de apellidarse Murcia y haberse puesto una camiseta que le han regalado tiene mucho que ver con la murcianía.

También os digo que, con ese poquito, esa chica ha hecho más que la infame lista que ha reproducido Conchita dos comentarios más arriba, compuesta por un grupo de señoras que, salvo error u omisión, sólo tienen en su haber el hecho de estar buenas...

Luis Alcázar dijo...

Para el anónimo y cualquier opinador adverso: no hagamos de esta idea un casus belli. No nos circunscribamos al caso concreto de Rachelle. Lo que con esta iniciativa pretendemos no es promover una huelga de hambre hasta lograr que sea Doña Sardina. Pretendemos -al menos yo- beneficiar lo máximo posible a Murcia gracias a este inopinado hallazgo. Porque -y a ver si se enteran ustedes de una vez- a Murcia más le beneficia promocionarla fuera que dentro. Todos los murcianos sabemos lo preciosísima que es nuestra tierra. No necesitamos recordárnoslo con campañas dirigidas a nosotros. Los planes de acciones de promoción deben fijar sus objetivos en el exterior (fuera de la región y de España). Si una iniciativa tan simple como ésta sirve para que en Seattle haya gente que, de rebote, sepa que en España existe una región llamada Murcia y que a lo mejor merece la pena visitar, eso que habremos ganado. Porque gran parte del futuro de esta tierra está en el turismo. No en el que hagamos nosotros fuera -o dentro, en las barracas-: en el que haga aquí la gente de fuera.

@Javi7RM dijo...

Como uno de los padres del asunto me veo en la obligación de contestar.

El tema de doña Sardina en mi opinión es secundario. Se comentó en su día casi en broma a través del Twitter y yo lo veo como algo lejano o casi imposible. Además, es un asunto que a mí no me concierne ya que tengo entendido que son los propios sardineros quienes eligen a Doña Sardina así que si les llega la historia y les interesa pues que la propongan y la elijan.

De toda historia, lo que a mí me ha llegado es el interés real de Rachelle por Murcia y la posibilidad también real de que por sus venas corra sangre murciana, aunque sea lejana. Teniendo en cuenta que ella ha mostrado interés por venir a conocer la tierra que da nombre a su apellido para mí lo demás es secundario. Sería precioso que una americana de Seattle, apellidada Murcia se encontrara con esta tierra y la conociera y que volviera a Estados Unidos a hablar de lo que ha visto y vivido.

Volviendo, para terminar, al tema de doña Sardina... si la aspiración de la fiesta es tener dimensión internacional, éste tipo de cosas son las mejores. Yo creo que teniendo en cuenta que cada año puede ser una, no está mal que aunque sea por una vez abramos las miras y probemos con algo así.

Lo dicho, como no me concierne, no me preocupa.

Saludos.

Conch dijo...

Qué bonicos sois los tres! Gracias.

Las Lolicas de siempre dijo...

Oleee ahiii!!! Que grandes sois, pijo!!!!!! Lo que no haga un murciano twittero...si ya se vió con el #pastelicodecarne, jejeje!!!

Besicos de una murcianica, que va a difundir la noticia lo más que pueda!!!!!!!:DDD

Anónimo dijo...

No sé si me expresé mal, pero al decir que Doña Sardina tiene que respirar y transpirar murcianía, evidentemente, era una crítica a todas las anteriores doñas Sarina, así como a la posible opción de cascarnos a la Rachelle ésta el año que viene.

Ni Rachele, ni Ankas de rana, ni Sauras... Pues anda que no tenemos murcianas salás, guapas y exitosas!

Anónimo dijo...

La Raquel Murcia ésta es una mezcla entre Inma del Moral, Lara Dibildos (con un poco de Laura Valenzuela) y Belén Rueda, no?

Otra rubia

Conch dijo...

Jolín! jajaja Y un poco Mena Suvari según una amiga mía.

@Javi7RM dijo...

Es tu opinión Anónimo... yo creo que Doña Sardina puede ser unas veces una murciana guapa y salá de esas que tenemos a puñaos y otras veces puede ser alguien de fuera que dé un poco de promoción al asunto...

Respeto tu opinión pero no la comparto.

saludos.

sushi de anguila dijo...

Estoy al 100% con don Javier... A lo mejor a los murcianos nos emociona descubrir con qué ilusión y sorpresa vive el Entierro y la Región de Murcia alguien que antes desconocía su existencia, y encima contribuye a su promoción en el exteriro