domingo, 20 de febrero de 2011

Martes Gallo

Seré una mujer débil, pero es que a veces, sobre todo en invierno y aunque sea martes, parece que lo necesito. Aunque sea laborable, me hace falta de repente un respiro en forma de pequeño momento de fiesta, un paréntesis de marchuqui para liberar estrés. Algo que me haga olvidar que en el fondo somos a lo que nos dedicamos y que, aunque me delaten los restos de tiza en las uñas o la señal de las gafas a la altura de la ojera, necesito juntarme con mis amigas en un sitio guay para recordar que somos tías estupendas, jóvenes, divertidas y que podemos permitirnos no volver a casa inmediatamente después de trabajar a darle de cenar a nadie. O dormir menos horas una noche, que por una no pasa nada.

La culpa la tiene Twitter, que todo esto empieza ya por la mañana, especialmente los martes, con Gabi animando al personal a ir a Del Gallo Blues a desayunar, a escuchar tal charla o a disfrutar de tal concierto o DJ… Y ya algo me reconcome, que además se me ocurren muchas cosas que celebrar: el coche nuevo, el aprobado en italiano, que estoy viva... Y el hashtag #martesgallo (cosas de twiteros) se te graba en la retina y aparece una y otra vez, hasta que hay un momento en el que dices “¿qué pijo?” y llamas a una amiga, o se lo dices a una compañera del trabajo, a ver qué le parece la idea. “¿Te hace un Gallo esta noche?” Y ante el primer atisbo de un sí nos ponemos en contacto con Gabi, que nos reserva una mesa para las 9:45.

Para los que no conozcáis Del Gallo Blues habréis de saber que se trata de un sitio muy especial, y ojo, probablemente es el sitio más cool de Murcia y del Levante español. No se trata ni de un restaurante, ni de un pub, ni de una cafetería. Es un cafemusicrestaurant, así todo junto, y a mí me rechifla precisamente por ese mezclete. O si no, ve un martes de charla y verás. Que lo mismo está Miguel Ángel García Gallego hablando de las expediciones de un tal Shackleton, comentando unas imágenes de barcos y pingüinos, que allí está todo el mundo a su rollo, disfrutando de su deliciosa a la par que exótica cena, de risas con los amigos y el tío ahí, habla que te habla. Que la última vez comentábamos que las noches así son ideales para parejas que ya no tienen nada que contarse, que las había, que tú te pides tu cenica y escuchas la charleta mientras comes frente a la parienta, sin tener siquiera que mirarla a la cara.

Yo voy en otro plan, claro, que suelo llamar a mi amiga B, que entre semana se apunta a un bombardeo y trae consigo a un mínimo de 3 amigos más. Esta semana sin querer nos juntamos seis tías, cada una de nuestro padre y nuestra madre a jalar como locas. Por supuesto, pedimos sushi y ensaladas para parecer que íbamos de light, pero aviso que la César lleva seis alitas de pollo bien friticas. Y mientras compartimos el foie con mermelada de violetas hablábamos de los temas más variopintos. Momento grandioso fue recordar a nuestros ídolos de la infancia: Mary Poppins (prácticamente perfecta en todo) y la estilosa Truly Scrumptious, prota de Chitty Chitty Bang Bang. Ahí, claro, hablando de coches chulos, conectamos con mi nuevo amor, al que según B debo darle un nombre cuanto antes. Qué locura, que hasta hablamos de toros, ya que este domingo se celebra el Festival contra el Cáncer. 

Lo único que nos calló fue el postre: una bellísima tarta de queso en copa rebosante de la mermelada de fresa más dulce jamás y un orgásmico fondant de chocolate acompañado del afrodisíaco helado de canela, para irnos a la cama con otra cara. Así que fuimos las últimas personas en salir del Gallo, que para eso nos estamos convirtiendo en las reinas de la noche entre semana. La que viene no sé qué día caeré por allí, pero ya por mi salud mental, iré seguro. Le preguntaré a Gabi, a ver qué me ofrece. ¿Te hace un Martes Gallo?

9 comentarios:

Brioche dijo...

Ole ese pedazo retrato del Gallo que has hecho, Conch!!! Yo disfruté como una enana, ya lo sabes :)

Besitos

Conch dijo...

Hey, mi amiga B! jajaja. Cuando quieras, repetimos.

Muax!

Juan Carlos dijo...

A mi también me gusta el Gallo, pero la verdadera razón por la que comento es la palabra d verificación: cubrala (no he podido resistirme!)

Conch dijo...

Jo! No lleva ni dos días y es la segunda entrada más leída del mes!!!

Gracias a todos.

Palabra de verificación: houslog
"You ain't nothing but a "houslog", crying all the time..."
Algo de eso era :)

http://www.youtube.com/watch?v=ZXiulKIgGpg

Antonio Rentero dijo...

Comí allí hace poco y tb pedí la copa de tarta de fresa y queso... ¡por Dios! qué buena está... el próximo día pediré ensalada, sin primero, dos postres.

Antonio Rentero dijo...

Y me apunto lo de los Martes DelGallo...

Cuando era un joven separado recién hipotecado no salía nunca los findes, eso es de amateurs. Los profesionales trabajamos de lunes a jueves... habría venido bien entonces un DelGallo... calla, calla.

Conch dijo...

Las ensaladas son hermosas, aviso.

Palabra de verificación: badcat :)

Pretoriano dijo...

El concepto está gracioso... pero creo que la carta es un poco corta y tiene un nivel de precios algo subidito.
La carta de vinos en cambio sí que está equilibrada...
El caso es que me queda cerca de casa y no termino de animarme entre semana... la dieta, que cruz.

Conch dijo...

Tsscchhhh!! Calla, no digas la palabra maldita.