domingo, 10 de octubre de 2010

Evasión o Victoria

Cada vez que me cruzo por el barrio con mi tío A, o me siento a tomármelas con él en la Plaza Mayor, me pide que le dé una alegría, y me pregunta si me he echado novio. Que no entiende cómo alguien como yo pueda estar soltera (es mi padrino y me adora, ojo), así como tampoco entiende que yo pueda estar bien así. Entonces, para no discutir y no narrarle las atrocidades sentimentales que vivo o presencio a mi alrededor, se lo resumo con la frase más utilizada de los últimos tiempos: “Está la cosa muy mal”.

A mi amigo J, sin embargo, sí suelo contarle con detalles, religiosamente todos los domingos, cualquier fracasillo amoroso o anécdota para que él me ayude a detectar los errores cometidos por ambas partes. En ese momento J funciona como un concurso de la tele, que a cada frase me suelta un comentario que suena a bocinazo: ¡Error!

Hoy contaré aquí mi último experimento sociológico, a ver si detectamos los errores juntos. La historia comienza hace un par de viernes, cuando fui a un curso y me quedé encantada con el profe, un chico monísimo con aires de capullo (de los que nos gustan), con el que hubo cierto tonteo. Al enterarme de que estaba divorciado, ni corta ni perezosa, le pedí el teléfono. (Error nº1: Debería haberle dado el mío también, sobre todo teniendo en cuenta que es divorciado, que nos encantan, pero son unos seres fríos y calculadores.)

Cinco días después, en un ataque de curiosidad e impaciencia, el miércoles, le mandé al payo un sms tontorrón. (Error nº2: El miércoles es demasiado pronto para quedar el fin de semana). 
Él me responde y le ofrezco un cine o una copa. Él entonces me ofrece, a la que tal, “relaciones esporádicas, placenteras y divertidas”. Aun boquiabierta y ojiplática, le propongo quedar el viernes. (Error nº3: Ese mensaje deja bien claro muchas cosas. Ahí lo dejo.)

El viernes el chaval no puede porque tiene una cena, el sábado yo un concierto. Quedo entonces en que lo llamaré cuando acabe. (Error nº4: ¿Es que lo tengo que hacer yo todo en esta casa?)

Y pasó lo que tenía que pasar: que en los bises le di un toque y él se encontraba “K.O. y fuera de juego”. Plantonaco al canto, sin ni siquiera ofrecerme quedar otro día, ni darme más explicación que un triste “sorry”. ¿No podía haberme avisado antes? Encima de tontolpijo, maleducao.

No sé qué opinaréis, pero esto para mí es un final feliz a una historia que ni había empezado pero podría haber sido desastrosa. Así que, cuando mis amigos se abalanzaron sobre mí, preocupados por mi autoestima, decidí celebrarlo con una ronda de copas. Que no se trataba de otro fracaso amoroso sino de una victoria en toda regla. Otra cosa no, pero le estoy muy agradecida al payo por dejarme claro desde el principio que no quería nada conmigo, sin perder el tiempo y el esfuerzo.

Sigo creyendo que pedir teléfonos a chicos guapos o incluso acosarlos por el facebook es una idea brillante. Que si es que no, lo sabré enseguida. Yo no me quedo con el tole tole ni con la duda de si le gustaré o no, o de si es un gilipollas o no, lo averiguo y punto. Y que en algún momento espero dejar de elegir con el culo y poner el ojo en algún varón normalmente constituido, digo yo. Y así le doy un plato de gusto a mi tío A, ya de paso.

Dedicado a J, que para que no me hunda, me ha dado la calificación de 9’5, lo más alto que, según él, puede obtener una mujer si no es Charlize Theron.

19 comentarios:

Fran dijo...

Bonita imagen para el post.

Conch dijo...

Verdad?

Me ha costado horrores encontrar una. De hecho, puede que la cambie, jaja.

Fran dijo...

Calla!

Si resume el post a la perfección. Estás 6 escalones por encima de él, jeje

Conch dijo...

Pero yo no soy rubia! jajajajaja

En jaula de 3 dijo...

Ay, Conch!!! Como me ha gustado tu post. Desde luego es de agradecer que deje claro desde el primer momento que no quiere nada más.
Nada de ponerte a pensar si podía haber sido una mala o buena experiencia, es que ni te molestes.
Haces genial de ser como eres, de ser abierta y no desaprovechar ninguna oportunidad en la vida. Por eso eres Conch. Y eso es de ser una mujer 10.
Un beso guapa y a seguir con esperanza de que todo llegara pero cuando menos lo necesites,,,,,,,,jejeje suele pasar así. ;-)))

Anónimo dijo...

Que nunca te de palo decir lo que piensas y ser tu misma.
Todo el mundo tiene derecho a ser feliz y mientras que no se le haga daño a nadie tu eres libre de enviar los mensajes que te de la gana.
No creo que hayan tantos errores.
Has echao por un atajo y has obtenido información más rápido. Es lo mismo que hace todo el mundo.
Da lo mismo esperar sentada a que te llamen o llamar.

Enhorabuena por el descubrimiento de un nuevo caparra tan pronto.

Conch dijo...

Gracias a las dos. Sobre todo porque se me ha criticado y se me sigue criticando por ser como soy... pero bueno, entre que tengo la conciencia tranquila de no haberle hecho daño a nadie y que me he convertido en un impermeable por el que todo me resbala... soy mucho más feliz!

Que la vida son dos días! y yo paso de vivir amargada con tole-toles absurdos, que además es agotador! Y que si no le hubiera pedido el teléfono al profe ya estaría yo idealizándolo y poniéndolo de "padre de mis hijos" pa'rriba, jajaja, pues menuda soy yo!

Anónima, no creo que sea lo que haga todo el mundo. Precisamente, hablándolo con dos amigas, ellas decían que preferían no mover ficha porque el NO podría hacerles mucho daño...

Y es de lo que se trata este post: No es lo mismo esperar (encima sentada!) a que te llamen que llamar tú... no?

Saludos a las dos, no sé cómo me he levantao, que estoy eléctrica. Será que hoy es viernes! :)

Jan dijo...

Error nº 1: fijarte en un profesor de lo que sea.

Quizá no lo sepas pero los profesores son criaturas malignas que deben ser evitadas a toda costa.

Para acabar con ellos se les ha de clavar un decreto de currículo en el corazón si trabajan bajo la tutela de la organización criminal CEFE (Consejería de Educación, Formación y Empleo).

En caso de ir por libre basta con cortarles la cabeza con un cortacésped.

Anónimo dijo...

Què bueno!!Haces que me ría porque es verdad!menudo caparra el tío, nada de alabanzas a esa sinceridad, lo que demostró es que no es un caballero ni de los del siglo XXI.Contigo una aprende que es mejor vivir de pie un día que pasar la vida de rodillas.Gracias!!
A.M.

Conch dijo...

Jajaja, va a ser que el crío lo tenía todo. Divorciado, profe...

Y sí, también va a ser que voy a tener que agenciarme un cortacésped, qué bruto! jajaja

Gracias a ti, A.M. (te conozco?)

Armando dijo...

Conch, error nº 3.
Con ese supuesto, ya no hay guindilla en la cazuelica...

La vecina de ayer dijo...

Así me gusta amiga, valentía y decisión! Y si no cuaja, a otra cosa mariposa, que algunos no se merecen ni un minuto de tus pensamientos...
Lo del varón normalmente constituido me ha encantado, jajaja

Tu también eres profe no?

sushi de anguila dijo...

Hace 25 años estaba yo en Oxford alucinando con estos maravillosos fulanos que cantaban por la tele por la mejor de las causas: llenar la tripa de los niños hambrientos... E hice mía la lección de vida que nos predicaban a ritmo de buen rokanrró...
http://www.youtube.com/watch?v=dCTCANk5nsc&feature=youtube_gdata_player

Me mola ver que tú también les has hecho caso...

Para el tema del cortacesped, nada como una buena guadaña, nenica... Ecológica, baratica y adelgaza que no veas... Igual de bien a pa cortar cabezas que tobillos...

http://www.youtube.com/watch?v=GQyA2H7dH4w&feature=youtube_gdata_player

Qué bonica es la Vecina de Ayer...

Conch dijo...

Gracias a todos por vuestros comments, sois vosotros los que hacéis que una entrada sea buena.

Armando: lo de la guindilla (buena frase esa) lo decidiría yo en todo caso, no? Los hay sobraos...

Vecinica: sí, soy profe. Pero mu buena gente :)

Sushito: Gracias por tus videos, como siempre. Y sí que es bonica mi vecina, te la presento? creo que le molas.

Anónimo dijo...

Creo que le gusté yo al profe, lo noté mientras emulsionaba la mayonesa...
:-D

A.

Conch dijo...

Jajajaja, calla! Además, no aprendiste nada por lo que veo, que lo que se emulsionaba era la vinagreta... amiga.

jajajaja

Bryan dijo...

Yo creo, que para conocer a un tío que te gusta_

1º-No se necesita asistir a ningún curso.
2ºNo se necesita no. de movil.
3ºNo se debe pedir el estado civil
4ºNi siquiera tener un blog.

Simplemente, buena disposición.

La vida es mucho más fácil que todo eso.
Seguro que tu tío A, sabe de lo que estoy hablando.

Conch dijo...

Acho, tronco, cómo eres tan radical?! jajaja

Claro que no se "necesita" nada de eso! Son circunstancias que se dieron, no ingredientes, petardo.

Un besico, hermoso, tas fatal.

Alejandro dijo...

Pues yo no veo ningún error.