jueves, 3 de diciembre de 2009

Cosas que ya no salen del corazón


Pasa el tiempo... y hay un momento en que ya no te sale del corazón hacer cosas como éstas:

- Preguntarle cómo está, qué hace, qué se cuenta... porque total, ellos no preguntan tampoco.

- Llamar para quedar... porque pa qué, siempre van a estar en el mismo sitio y a la misma hora.

- Leer y comentar en su blog.... por mucho que esa persona lea y comente en el tuyo.

- Darle la enhorabuena por su logro... porque, aunque para esa persona es importante, a ti sinceramente... te la sopla.

- Devolverle la llamada perdida... seguro que era para una tontería.

- Ofrecerte a recogerle del trabajo para que se una a un cine o una fiesta... ¿dónde me has dicho que trabajabas?

- Cenar con ella una noche tonta y darle charleta... que a lo mejor se siente sola, triste o estresá.

- Contar con esa persona para un viaje... se te olvida, por mucho que se haya venido otras veces.

- Invitarle a tu fiesta... porque total, tampoco le va a apetecer, ni te lo va a agradecer.

- Hacerle un regalo... sobre todo uno que has pensando durante un tiempo, algo que de verdad le vaya a gustar, o que realmente necesite... pero ¿acaso se casa o es su cumpleaños? Menos si no lo celebra!

- Ponerte en su lugar.

- Pensar si detrás de eso que ha hecho que te ha parecido tan mal puede haber una razón lógica por la que no has preguntado.


¿Somos malas personas por no hacer estas cosas? No necesariamente, verdad? Creo que los amigos cuando crecen, conforme avanzan en la vida, no tienen por qué caminar siempre y necesariamente por los mismos caminos, y a veces esos caminos están más apartados de lo que crees de los de los que tú llamas tus amigos...

Y si esto, que es un hecho, te cabrea o te entristece, debes reflexionar, que estas cosas suelen ser recíprocas... en el mejor de los casos. Es lo que intento hacer yo. Son cosas que... directamente no salen ya del corazón. Y no hay nada que hacer al respecto.

16 comentarios:

Wunderk dijo...

Conch, no lo podías haber expresado mejor... es algo que me venía rondando por la cabeza estos días.

En efecto, no creo que seamos malos por no sentir ya esas cosas.

Al final las mejores amistades son aquellas que por mucho que pase el tiempo, te ves, empiezas a hablar y parece que no ves a ese persona solamente desde hace un día. Y el afecto y la química siguen ahí... intactas. Sin reproches. Como eso no hay nada mejor, créeme.

Conch dijo...

Me alegra que estés de acuerdo conmigo.

Y lo que dices, "Sin reproches", es que es eso! Se tiende a reprocharle al otro algo que a lo mejor tú también haces. Con lo bonito que es, como dice mi amigo David, fluir por la vida. Las verdaderas amistades fluyen, no reprochan.

Luigi dijo...

Ay mi Conch! Este tema no lo hemos hablado ya varias veces?? Pues eso, que tu plin, que la gente da por sentado tantas cosas que a veces se olvida de lo que importa, estar ahí.
Te recuerdo la época del triunvirato?

Conch dijo...

Sabes que estoy aprendiendo a ser impermeable, pero me cuesta.
Buena época la del triunvirato, pese a todo, verdad?
¿Estamos volviendo a ella?

Ni está, ni se le espera dijo...

¡Virgen de Regla! ¡Qué trascendentes estáis hoy! Pero es cierto, se quiere a los amigos por sus defectos no por sus virtudes. Todos tenemos algún amigo que no vemos a diario, que incluso se pasan años sin saber uno del otro, y luego bastan dos horas para ponerse al día y todo es como siempre. ¡Tampoco es tan grave que no cuenten contigo para ir al cine! Por eso BridgetJones y yo nos llevamos tan bien, somos el matrimonio perfecto, aunque la que lleva los pantalones es ella jejeje

Patri dijo...

Chati, yo no te comento por problemas técnicos con mi portátil (básicamente le vacie una botella de agua...), pero siempre siempre te leo!!
Besitos desde los hongkones!!

Conch dijo...

Perri, a ti obviamente no me refería, corazón! Cuídate mucho y cuéntanos mucho. Muax!

Trascendente pero bonito, no?

Ni está, Luigi y yo somos el matrimonio perfecto. Me ha llamado antes de marchar a Lisboa :( Cómo lo echo de menos ya!

Anónimo dijo...

Tengo una duda: ¿¿Es bonita esta entrada?? A Bitter le dije que sí. Pero quizá no sea bonita. Me explico; me gusta el tema, me gusta la exposición, me inspira, es sutil… pero me parece un post tristón.

Lo que realmente no me gusta, es tener que reconocer que la reflexión es la correcta. Que conforme crecemos se nos endurece el corazón. Se nos olvidan los detalles. Se nos “pasan” esas cosas que podrían hacer más felices a nuestros "amigos", aunque tan solo sonría durante 10 segundos. ¡¡¡PERO QUE 10 SEGUNDOS!!!.



Antes, prestábamos atención. Preguntábamos. Quedábamos. Llamábamos. Disfrutábamos con los nuestros. Ahora, se nos pasa, se nos olvida, no le damos importancia, no lo valoramos… y realidad todos lo echamos de menos. A todos nos gustaría que al bajar de un tren en el que hemos estado dos horas, tras 8 de trabajo, un coche rojo lleno de amigas nos lleve al cine para ver una película.



A todos nos encantaría, que un día por que si, alguien llamara y dijera… celebro una fiesta ¿Cuál es la razón? que estemos tod@s juntos.



Quizá esté desvariando, pero las cosas que ya no salen del corazón, las que ya no hacemos, son las que seguramente podrían hacer más felices a nuestros amigos. Y se supone que si nuestros amigos son felices nosotros también ¿o no?



--LA IGUANA--

Conch dijo...

Eres un sol, Iguana. Cómo me captas.

Tan solo una cosa:
No somos tan "dejaos" con todos nuestros amigos. Sólo con algunos. Tendemos a seleccionar. Selección natural. Por lo que sea, porque se han vuelto raros, porque les gustan otros bares, hacer otras cosas, porque una vez en el 92 te hicieron una putada que no perdonas... Y mientras sea recíproco, bien. Lo jodío es cuando no lo es.

A mí una vez me recogieron en un coche rojo pa ir al cine, no veas la ilusión que me hizo.

Bueno, te dejo que tengo que preparar una fiesta... ah, no, ya no! que no viene nadie!

Besos, guapa, tq.

Mary the Kiwi dijo...

Anoche te lo dije, no me puedo sentir más identificada, tengo alguna de esas personas con las que "eso" me está pasando desde hace algún tiempo, quizás es selección natural como dices, pero lo jodio es que es gente que siempre ha estado muy cerca de mi corazón y desde un tiempo a esta parte tengo la impresión de que hemos evolucionado por caminos muy distintos y la distancia empieza a parecer insalvable...¿como solucionarlo cuando sientes que la otra persona "siente" lo mismo?

Conch dijo...

El caso es que... realmente te apetece solucionarlo? Sobre todo si es algo natural, que ocurre por mucho que intentes evitarlo. A mí en ocasiones me cabrea, pero la mayoría de las veces me entristece... Habrá que pensar: ¿cómo eres más feliz?

Nuri dijo...

Jo!!Me ha encantado...Yo estoy en un momento así...Son esas épocas en las que no lo haces premeditadamente pero te aislas del mundo y tus amigos de verdad, los buenos, son los que respetan esa actitud..Después, cuando todo pasa, te reciben con una gran sonrisa, un abrazo enorme y sin echarte en cara nada...
Un bsin desde Madrid!!

Conch dijo...

Gracias, Nuri! Eres un sol!

Cuídate mucho y la próxima vez que vengas a Murcia sabes que te estaremos esperando con una gran sonrisa, un abrazo enorme y sin echarte en cara nada!!

Gracias, de verdad.

Muax!

Javier Moñino dijo...

Más razón que una santa!

En este mundo de egoístas sólo pensamos en nosotros mismos. Ya va siendo hora de abrir los ojos y mirar a nuestro alrededor...

Un besico Conch!

Pale Blonde dijo...

Yo he reflexionado cantidad de veces sobre este tema en los últimos años.
Al principio me dolía ver cómo la persona con la que no paraba de quedar a tomar café,salir de compras,pegarnos la fiesta...etc se distanciaba de mi sin poder evitarlo y no era por ninguna putada sino porque lo que tenías en comun con ella a los 23 ya no lo tenías a los 27...
Despues,mirando hacia atrás,me dí cuenta de la cantidad de gente que se había quedado en el camino...y la cantidad de gente que se había unido!!!
Me dí cuenta de que la mayoria de esas nuevas amistades iban a ser mas difícil de perder de vista porque la evolucion de los 30 en adelante no es tan cambiante como la de los 20...¿Has pensado en la cantidad de amigos que has hecho con esto del blog o en el curso de cocina japonesa?
Eso sí,seguimos evolucionando y nuestra vida va pasando por distintas circunstancias.
Luego me pasa lo mismo que a la mayoría.Tengo amigos con los que hablo 2 veces al año y es como si no hubiese pasado el tiempo porque hay química...

Y créeme...yo estoy feliz aunque me cueste de vez en cuando (cada vez menos G.a D.)distanciarme de alguna persona.Soy totalmente consciente de que se trata de un proceso de "seleccion natural" y no de ser mejor o peor persona.

Para terminar te mando un gran beso.Te leo con mas frecuencia de lo que parece pero lo de contestar es mas complicado porque ultimamente no estoy muy inspirá que digamos.

Conch dijo...

Pale, lo clavas. Y me haces sentirme mucho mejor, gracias.

En cuanto a la cantidad de buenísimos amigos que he hecho por esto de los blogs es acojonante y he hablado tantas veces de esto! Y los que he recuperado del cole!? ;)

Pale, otro beso para ti. Tú coméntame cuando quieras y si quieres.

Moñino, guapetón, tú mismo eres uno de esos grandes amigos "nuevos" sacado de este mundo friki bloguero. Muchas gracias, un besico.