domingo, 22 de enero de 2012

Manual de la Chica Cool

Te dijo que no estaba preparado para una relación y le creíste. Te dijo que no eras tú, que era él y te consolaste. Te dijo que sólo erais amigos y en tu fuero interno pensaste que pronto cambiaría de opinión al ver en ti a la mujer de su vida. Pero pasó el tiempo y nada de eso ocurrió. Y poco después lo viste por la Platería de la mano con una chica, algo que nunca hizo contigo en público. Te preguntaste qué-tiene-ésa-que-no-tenga-yo. O qué será lo que hice mal, si estábamos bien juntos, soy más o menos mona, tengo conversación y me ducho todos los días. Pero es que efectivamente no eres tú, es… ella. 

Seguro que has oído hablar de ellas, también las habrás visto y hasta puedas dar nombres. ¿Sabes lo que es una chica cool? ¡Pues una de ellas! Chicas que, sin ser especialmente guapas, tienen algo que los hombres encuentran irresistible. “Hay algo en ella que…”- te dirá alguno, mientras contemplas cómo se le escapa la sonrisica, incluso la babica. La chica cool es capaz de generar ese tipo de energía emocional en los hombres. La muy cabrona.

Hagámonos entonces la siguiente pregunta: ¿Soy el tipo de mujer que atrae a un tío de manera que quiera tener una relación seria conmigo? ¿Tengo lo que hace que quiera tener conmigo algo más? La chica cool encarna ciertas cualidades que, juntas, provocan la atracción en un hombre, uno emocionalmente maduro y disponible, claro, en un nivel más allá del rollete follamiguil del siglo XXI. Como decía, no tiene que ser la más atractiva del lugar, así que ¿cómo lo hace? Veamos:

1. Las chicas cool proporcionan pensamientos divertidos y sensaciones positivas creando cierta adicción, haciendo así que los tíos quieran de eso una y otra vez. Un poco más de ellas en sus vidas, nada menos.

2. Las chicas cool están dispuestas a dejarse llevar pero son asertivas cuando opinan. Los hombres, especialmente aquellos con trabajos estresantes, no querrán en sus vidas más estrés proveniente de una plasta. Querrán una mujer flexible, no una cabezona más cabreá que un mono. Sin embargo, también les molará aquella de ideas claras que diga, en un lenguaje sencillo (que ellos entiendan), lo que no le parece bien.

3. Las chicas cool gozan de otras opciones de entretenimiento, por lo que no se sienten marginadas si no se cuenta con ellas. Cuando esto pasa no se quejan, ni siquiera lo mencionan, pues siempre tendrán otra cosa que les haga felices. Si haces de un hombre tu vida entera, te empezará a ver más como una carga que como buena compañía. Responsabilizándote de tu propia felicidad serás más atractiva.

4. Las chicas cool dejan que un hombre tome sus propias decisiones, no intentan convencerle de nada. Cada vez que intentes que un tío haga algo, se resistirá por naturaleza y empezará a sentirse cada vez menos atraído por ti. La chica cool le demuestra su respeto y apreciación dándole la oportunidad de ser él mismo.

5. Las chicas cool saben de sobra que cómo se sientan consigo mismas y cómo hablen de sí mismas será igual a lo que piensen los tíos de ellas. Si sueles hablar negativamente de ti misma – tu peso, tu inteligencia o tu vida – que no te sorprenda que un hombre te vea así. Hazte un favor hablando siempre bien de ti misma para que él te vea y hable de ti de la misma forma.

Todas estas cualidades habrán de ser verdad. Es imposible hacerse pasar por chica cool. Si no te sientes genial contigo misma, no hay manera de ocultarlo. Hay que currárselo interiormente antes y el mejor momento para empezar con ello es cuando todavía estamos solteras. Utiliza este momento para explorar tus intereses, nutrir tus amistades y disfrutar de las ventajas que te da el estar sola. Hacer esto ampliará instantáneamente tus atributos de chica cool y hará de ti la chica que él querrá ver una y otra vez. Porque adivina la cualidad número uno que toda chica cool tiene: una vida aparte de él. Seamos pues la chica con una vida a la que él quiera pertenecer. Cool ¿no?

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Los has escrito más divertidos o más atrevidos, pero, para mí, éste es tu mejor post.

Prima R.

Conch dijo...

Toma! Welcome back, Prima R! y muchas gracias :)

Anónimo dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo; pero no me queda claro una cosa, eres o quieres ser cool ?. Por favor, no cambies.

Conch dijo...

Yo creo que lo soy. Desde hace poco, pero lo soy, jaja.

¿Te conozco?

Luci dijo...

El hecho de leer tus post tan frescos, reales y divertidos, me hace pensar (y estar segura) de que eres una chica muy-peroquemuy-cool

Un beso!
:)

Conch dijo...

Muchas gracias, Luci!

Antonio Rentero dijo...

A ver, por partes...

Efectivamente lo que cuentas es así, pero tb es aplicable a la inversa, es decir, que nosotros tb debemos aplicarnos esos principios que tan acertadamente enumeras (y algún otro) para ser Chicos Cool, pq sí, a nosotros tb nos pasa a veces eso que relatas.

Un día de estos me decidiré a atreverme a traducir el libro de Fabio Volo "È una vita che ti aspetto" que recoge fenomenalmente este proceso.

En el fondo es un "de dentro pa fuera" en el que hasta que por dentro no estés en paz contigo mismo y seas alguien completo no merece la pena "compartirte" con nadie.

Pero dicho todo esto tb hay que aclarar que lo que hay de fondo en esta exposición tiene que ver con el compromiso, no con el flirteo, y con la consecución ideal de un equilibrio, no con el encuentro casual con alguien que de pronto te ilumina la vida cuando anes compartías momentos de claroscuro sin un objetivo definido con alguien.

En ese sentido no hay que llamarse a engaño, probablemente en ocasiones tú (un tú figurado y retórico, Conch, no lo digo por ti) seas realmente una Chica Cool pero por esas cosas de la vida te hayas fijado en alguien que NO es un Chico Cool por lo que efectivamante, "no sos vos, soy yo" y casi mejor dejarlo que recorra las Cuatro Esquinas de la mano de una pavisosa.

Antonio Rentero dijo...

Por cierto, aprovecho para pedirte que algún día escribas sobre ese subgénero femenino, "la pavisosa" ;-) confundida a veces con "la mosquita muerta" o con (y esto ya es clasificación italiana) "la gata morta".

Conch dijo...

Hola Rentins!

Definitivamente habría que hacer un manual del Chico cool, porque, siento no estar de acuerdo contigo, creo que en el caso del sexo masculino la cosa se rige por otros parámetros.

Cosas como "cuídate", "lávate" y "ejercita tu mente" deben incluirse.

Y si, habría que definir primero que es un Chico Cool, que la cosa está tizná ahí. ¿Qué entendemos por cool? Porque están los cool-josputa que nos encantan y están los cool-estupendos, que son los que verdaderamente nos importan a los que queremos una pareja seria.

Puede que empiece a redactar el manual... tanto para unos como para otros, que no estará mal tenerlos los dos a mano!

Y 2. De las pavisosas-mosquitas muerta, sonsas por fuera, lagartas por dentro ¡hay para escribir una enciclopedia!

Anónimo dijo...

Me ha encantado. Qué bien se lee. Cómo remueve lo de la parejica por la platería. Es que he sentido que era yo. No la cool, claro, la que mira. Da mucho que pensar. Si eres cool no tienes que hacer nada. No hay que esforzarse por gustarle, ni por retenerle, ni por que no se aburra. Muy bonico, nena.
Noe y tal

Conch dijo...

Él es un tontaina y por lo tanto no era pa ti. Punto.

VipsaniaAdriana dijo...

Estoy confundida con este post... No sé, si tengo que ser Cool, si ya lo soy o si debo evitar a toda costa serlo! Esto de interactuar con los hombres es taaaan confuso que creo que voy a concentrarme en ser yo misma. Y como decía mi abuela: "Si sale con barbas San Antón y si no... la Purísima Concepción". Y punto!!
PS Me apunto a la petición de Rentero: Un post sobre sosipavas (sonsaputas en cartagenero), Ya!

cuarentona dijo...

¡Ay Conch!, vas a tener que trabajar mucho para superar esto

Conch dijo...

jajaja, muchas gracias, me lo tomaré como un cumplido y no como lo que es. No hay presión!

:)

María dijo...

Hola guapa:
desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío...
http://todoeldiadecompras.blogspot.com
Besos

Conch dijo...

Muchas gracias! Y me apunto tu blog. Qué ideal todo, nena!