martes, 5 de agosto de 2008

No tener novio


El mes de Julio ha sido multitemático y monotemático a la vez.

Multitemático por las oposiciones, las celebraciones, la playa, la ciudad, los conciertos, las bodas, las cenas, los chiringuitos, los bares, el móvil nuevo, los días, las noches…

Y a su vez monotemático. Todas y cada una de estas situaciones me han recordado que no tengo novio, pero además en plan restriegue. Llevo año y medio soltera y no creía que tuviera yo la necesidad. Yo llevaba bien la soltería, y estaba hecha a esta idea por los siglos de los siglos. Estaba convencida de que en año y medio me había reconstruido bien y convertido en alguien independiente y autosuficiente… pero… no es así, parece que ya no me vale o más bien, que no me valgo. Necesito un novio!...?

Desde que saqué la plaza, mi madre no para de decir a los 4 vientos que soy un partidazo, algo que yo ya sabía (lo era antes de sacarme la opo, eh?). Gracias, madre, pero qué hago? Me lo escribo en una camiseta? Y además, qué diferencia supone? Sólo dar más miedo del que ya doy, seguro.

Si lo pienso mucho, lo que más echo en falta, a decir verdad, es, más que un novio, un acompañante. Os doy unos ejemplos clave:

1. Los conciertos. Me quedé sin ver a Herbie Hancock porque no tuve con quién. Un novio habría tenido la obligación de aguantar(me)lo. La otra opción era la cita atrevida. Se lo cuento al capullo de mi garaje y me dice: “Haberme llamado a mí”. Pero si borré tu teléfono hace meses, so capullo! (eso le dolió) y a posteriori es muy fácil decirlo y ya no me vale. ¿Cómo os quedaríais si recibís un mensaje de una “conocida” preguntándoos…“te gusta el jazz?”. Apuntico estuve de tirar de agenda e incluso probar con carne fresca.

2. Comprarse un móvil nuevo. “Y por qué te tengo que acompañar yo?”, me preguntaba mi hermano. “Pues porque no tengo novio”. El colmo fue cuando en la tienda mencionamos a “mamá” y la dependienta suelta: “Ah, pero es que no sois novios?”. No le hizo gracia al crío, pero confirmó la importancia de que viniera.

3. Ir de boda. Vale que en las bodas, vayas sola o acompañada, siempre te preguntarán “Y tú para cuándo?”. En la última boda fue más intensivo, que si soy un partidazo, que con lo guapa que estoy, que cómo es que no tengo novio (¿qué se supone que se contesta a eso, por cierto?). Pero eso no fue lo peor: Si hubiera tenido novio, no me habría tirado los trastos un primo hermano mío! A na estuvo de acompañarme a ver a Herbie Hancock.

Es la compañía, y también los besos, y los paseos… y que alguien desee verte con la misma frecuencia que tú a él…

8 comentarios:

Javier Moñino dijo...

Uno que lleva un año y un mes soltero te puede decir que tienes mucha razón en lo que dices. Yo tiro de amigos para el formato acompañante y pienso que en algún momento tendrá que llegar ese golpe de suerte que me sitúe frente a la mujer de mi vida...

Seré un ingenuo?

PD. Nos os perdáis la National Geographic de este mes, va toda sobre China y dice que desde que se instauró la ley de tener un sólo hijo ha salido una generación de 90 millones de hijos únicos, Además, por cada 100 niñas nacen 119 niños lo que quiere decir que en 2020 habrá 30 millones de solteros varones chinos. ¿Sabéis como les llaman a los solteros en China? Me encanta... 'ramas sin hojas'. Qué guapo.

Andreseitor dijo...

Curioso: necesitas un novio para hacer cosas en las que no es necesario un novio.
Creía que "tener novio" era dar amor sin más...

charmed dijo...

Vale, aceptamos novio como animal de compañía, pero:

- A los conciertos se va mucho mejor con amigos que con novio, porque cuando empiezas a hacer el cabra, el susodicho te mira con cara rara.

- A comprarse un móvil es imprescindible ir sola, porque al final acabas comprando el que le gusta a él (que está lleno de pijotadas que a tí no te hacen falta para nada).

- En las bodas ante la insistencia de los pesados (que por cierto cambian de pregunta según la situación, o sea, si vas con novio te preguntan para cuándo la boda, si te has casado te preguntan para cuándo los hijos, si ya tienes un hijo te preguntan que si no te animas al segundo ...) hay que contestar según la pregunta:
- no tengo novio porque no tengo clara mi orientación sexual o para estar como tú prefiero estar sola.
- no me caso porque a mí no me hacen falta papeles.
- no tengo hijos porque no los aguanto.
- no tengo más porque creo que ya no puedo.

Esa o ese ya no te vuelve a preguntar, y si es de tu familia corre la voz.

Así que nena, tú, que vales mucho, encontrarás justo cuando no lo estés buscando al AMOR de tu vida y te irás con tus amigas a los conciertos y sola a comprarte el móvil, y la ropa y la comida y ...

Y el del garaje no te conviene, es un quiero y no puedo, y es mu cansino.

Luis Alcázar dijo...

Conch, yo creo que el problema y la desazón aparecen cuando tener novio se contempla como una meta, como un objetivo. Igual que casarse o tener hijos. Mi media en el noviar andará por una cada tres o cuatro años. Y la media de cada noviazgo estará en seis o siete meses. Yo no contemplo tener novia como un fin, y acaso por eso sea que no espero nada de la vida (como le sugiere Livia Soprano a su nieto Anthony Jr en un capítulo de Los Soprano). Al no esperar nada, disfruto igual de una cita ocasional que de una novia. Y, al no esperar nada, no tengo ansiedad. Y disfruto igual sin novia y sin citas ocasionales (esto último he de confesar que ocurre muy poco, ja, ja, ja).
P.D. La verdad, disfruto más con citas ocasionales que con noviazgos...

Conch dijo...

Javierico: Yo también tiro de amigos pero a veces, como para el concierto, no están disponibles… y pa los besicos como que tampoco, jajaja. No aspiro al hombre de mi vida, solo un acompañante amorosico…
(Qué horror lo que cuentas de los chinos).

Andreseitor: Tener novio es dar amor… y recibirlo, amigo. Yo de todas maneras hablo de algo más práctico.

Charmed: Eres la mejor. Un día haré un post con respuestas a “Por qué no tienes novio?”, algunas sugeridas por comentaristas de este blog.
El del garaje es lo puto peor, pero es que está tan bueno!

Luis: La pequeña obsesión del acompañante se me acabará en Septiembre, verás. No es ni mucho menos un fin, si acaso, un medio? para pasar el verano aburriéndome menos? Debe ser lo de estar de vacaciones, no tener que trabajar ni estudiar y tener que entretenerme…
De acuerdo en lo de no esperar nada, te ahorras las decepciones y las alegrías te las llevas dobles. Y cuidadín con eso que dices que disfrutas más de las citas ocasionales… que tengo tu teléfono.

Besicos a los cuatro.

charmed dijo...

Qué peligro, qué peligro !!!

Antonio Rentero dijo...

Mmmmmmm...

de este tema ya hablaremos...

Mary dijo...

Conch, que te voy a decir yo? si yo se mejor aún que tu que es eso de no tener novio y no poder tirar de ellos para cosas tan chorras como ir al cine a ver una peli que ninguno de tus amigos quiere ver y cosas así. Yo tengo algún añito más que tu y a veces el peso de la soledad pesa demasiado...pero por otro lado me pregunto quien sería capaz de aguantar el ritmo de vida que llevo, así que prefiero quedarme así de momento y si tiene que aparecer mi alma gemela aparecerá y tendrá que acoplarse a mi vida. Quien sabe, a lo mejor me tropiezo con él esta semana en el país del hielo y el fuego. que lo paséis muy bien también vosotras.