domingo, 18 de enero de 2009

Sábado noche en el cine

Qué mal me he organizado el fin de semana. Esto no se puede volver a repetir. Si se sale en plan destroyer el viernes, el sábado ya no hay ni aperitivo en la plaza de las flores, ni 609, ni rebajas, ni Ikea... lo pierdes. ¡Para eso estaban los domingos! Para dormir toda la mañana y estar hecha una seta toda la tarde, para la reunión con las amigas del día después y para acostarte temprano. Ahora lo que pasa es que tengo dos domingos, lo cual no me mola nada. ¿Mañana abren las tiendas?

La solución para esta noche estaba difícil. Salir no concordaba ni con mi estado físico ni con mi auto-impuesto límite de dos copas por finde (el cual me salté ayer, por supuesto). La opción DVD y manta en la intimidad de mi hogar ganaba puntos por momentos... pero una parte de mí se negaba a que así fuera. Sola, gafotas, miserable y patética en mi sofá.

De repente un sms de Esther: "Tapeo y cine, te apuntas?" Mmmmm, qué pereza. Venga, vale, me apunto al cine.

...¡No vuelvo más al cine un sábado por la noche!

Para empezar, cuánta gente, pijo! ¿La gente es que no sale ya o es que nos organizamos todos igual de mal?

Me tengo que sentar atrás con lo poco que me gusta. Para ver a Will Smith en pequeño, (que ya es difícil) tengo ya mi minitele, gracias. Y luego, los que llegan tarde, y el ruido, y la cháchara... pero pijo! Que estamos en el cine! Pues sí, a mí me gustan los trailers y sí, soy de las que chista, que pa eso soy profe.

El murmullo ha durado toda la película. Y ha sido larga. Y al final me ha gustado, bastante además, os la recomiendo. Siete Almas se llama.

La peli y dos llamadas telefónicas inesperadas han sido lo único que ha salvado este sábado de ser patético.

2 comentarios:

Javier Moñino dijo...

Cuando voy al cine en fin de semana, me gusta el pase nocturno, ese que empieza a las doce de la noche... hay menos gente y sales ya con ganas de irte a casica a descansar.

Esta de 7 almas tendré que verla, que sois ya muchos los que la recomendais...

Un saludico.

Conch dijo...

Yo no vuelvo, ni a la hora golfa, creo. Viernes o domingo sí, pero sábado... never!

La película hay que verla, es durilla y no te enteras de que va hasta que le quedan 10 minutos pa que acabe, pero hay que verla, sí.